Actualizado 07/04/2015 19:30:33 CET

México deporta cada día a 424 centroamericanos

Inmigrantes centroamericanos
Foto: REUTERS

MÉXICO DF, 7 Abr. (Notimérica) -

   En los dos primeros meses de 2015, México ha deportado a 25.069 centroamericanos que se encontraban en el país de manera ilegal, lo que supone una media de 424 al día, más del doble que en el mismo periodo del año pasado, cuando las autoridades del país interceptaron 12.930 indocumentados procedentes de Centroamérica.

   Según informa la revista 'Proceso', durante los meses de enero y febrero las autoridades mexicanas detuvieron a 27.180 centroamericanos y de ellos, 25.069 fueron deportados. Del total de inmigrantes que fueron devueltos a sus países de origen, 3.289 eran menores de edad, es decir, una media de 55 al día.

   Este aumento en el número de inmigrantes detenidos se produce después de que durante el verano de 2014 se implantase el Programa Frontera Sur, con el que las autoridades mexicanas han redoblado los esfuerzos para impedir el paso a aquellos centroamericanos que buscan un futuro más prometedor en tierras mexicanas o bien atraviesan el país para tratar de llegar a Estados Unidos.

   De hecho, en el mes de noviembre se registraron 11.385 deportaciones de centroamericanos, lo que supone la mayor cifra de los últimos años.

   De los 25.069 que fueron deportados en los dos primeros meses de 2015, prácticamente la mitad, 12.146, eran procedentes de Guatemala, 8.333 hondureños, 4.335 salvadoreños y 284 nicaragüenses. Esto supone un cambio de tendencia, ya que hasta febrero de 2014, los centroamericanos interceptados eran mayoritariamente hondureños.

   Estos datos se suman a las informaciones publicadas en las últimas horas, en las que funcionarios del Instituto Nacional de Migración (INM) han denunciado que este organismo ha mantenido a grupos de emigrantes hacinados en autobuses y sin suministrarles alimentos durante periodos de hasta 48 horas.

   La agente del INM Freda Berenicd Cárdenas ha sacado a la luz estas prácticas, tras haber presenciado vejaciones contra migrantes en la ciudad fronteriza de San Fernando, perteneciente al estado de Tamaulipas (noreste).