Actualizado 25/05/2011 20:59 CET

México.- Detenidos en México los supuestos autores del asesinato del hijo del poeta Javier Sicilia

MÉXICO D.F, 25 May. (EUROPA PRESS) -

La Policía Federal mexicana ha detenido este martes por la noche en la localidad de Coatzacoalcos, en el estado de Veracruz (sureste), a dos personas como presuntos autores material e intelectual de la muerte de siete jóvenes, incluido el hijo del poeta Javier Sicilia, el pasado 28 de marzo.

Las autoridades, que han confirmado este miércoles los arrestos, han identificado a los detenidos como José Luis Luquín Delgado y Julio de Jesús Radilla, alias 'El Negro'. Este último habría dado la orden de asesinar a las víctimas por una disputa mantenida días antes de los asesinatos con miembros del cártel del Pacífico Sur, según ha informado a la prensa el jefe de la división de seguridad regional de la Policía Federal, Luis Cárdenas Palomino.

Radilla ejercería como 'encargado de plaza' del cártel en el estado de Morelos, mientras que Luquín Delgado sería el "brazo derecho" y "homicida" de 'El Negro' y también se dedicaría al narcotráfico. Junto a estos dos hombres, las fuerzas de seguridad también han detenido a una tercera persona, identificada como Valentín Ortiz López y a quien se le atribuyen labores de vigilancia dentro del cártel del Pacífico Sur.

El abogado de Sicilia, Julio Hernández, se ha felicitado por esta operación, aunque al mismo tiempo ha lamentado que "no en todos los casos se actúa con la misma rapidez", según declaraciones recogidas por 'El Universal". Así, aunque se ha mostrado "muy satisfecho con el trabajo de la autoridad", ha advertido de que esta opinión no tiene por qué ser compartida "por las madres y padres de las más de 40.000 víctimas cuyos asuntos se encuentran archivados y donde los culpables se encuentran impunemente en las calles".

El asesinato del joven Juan Francisco Sicilia fue seguido en las calles de México por manifestaciones en decenas de ciudades para protestar por la ola de violencia que sufre el país. Más de 37.000 personas han muerto a causa de la violencia en México desde finales de 2006, cuando el presidente Felipe Calderón asumió el poder y recurrió a las Fuerzas Armadas para acabar con los poderosos cárteles de la droga que luchan por el control de las lucrativas rutas de narcotráfico hacia Estados Unidos.