Actualizado 15/09/2011 21:55 CET

México.- Encuentran un arsenal en la frontera entre México y EEUU

McALLEN (EEUU), 15 Sep. (Reuters/EP) -

Agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos encontraron un lanzacohetes, rifles de asalto y explosivos en un bolso negro cerca de Río Grande, en el estado de Texas, en la frontera con México, confirmó el miércoles la institución.

Los agentes descubrieron las armas el pasado martes en un tranquilo tramo del Río Grande cerca de Frontón, una pequeña comunidad a unos 337 kilómetros al sur de San Antonio, sin que hasta la fecha se hayan producido detenciones.

En el interior del bolso habían un lanzacohetes, lanzagranadas, seis rifles de asalto, 20 cargadores de munición para diversas armas y tres paquetes de lo que parecía ser explosivo plástico C-4.

Las armas son similares a las que utilizan los cárteles del narcotráfico en sus disputas territoriales y que son llevadas como contrabando desde Estados Unidos a México. El arsenal fue encontrado en una zona del río en la que es fácil cruzar el caudal y cerca del territorio en disputa por los cárteles mexicanos, por eso funcionarios especularon que las armas fueron dejadas a la espera de contrabandistas que las ingresarían a México.

Las autoridades no establecieron una relación directa entre las armas y los cárteles del narcotráfico, aclarando que su hallazgo sólo indica una amenaza a la seguridad pública tanto en Texas como en México.

"Estas armas mortales podrían haber tenido un impacto devastador en las comunidades de ambos lados de la frontera y en nuestros agentes y otros agentes del orden", alertó en un comunicado Rosendo Hinojosa, jefe de la Patrulla Fronteriza en el Valle del Río Grande.

El hallazgo se produjo a unos 193 kilómetros al oeste del pueblo natal del agente de la Agencia de Aduanas Jaime Zapata, quien nació en Brownsville y fue asesinado el pasado febrero en México por supuestos miembros del cartel de Los Zetas.

La incautación fue también a unos 16 kilómetros al sureste del lugar donde el estadounidense David Hartley fue tiroteado en septiembre de 2010 mientras conducía una embarcación en Falcon Lake, que se extiende a través de la frontera entre ambos países.

Más de 42.000 personas han muerto en México en hechos de violencia vinculados al narcotráfico desde finales de 2006, cuando el presidente Felipe Calderón asumió el poder y declaró la guerra al crimen organizado. La violencia se ha vuelto común en la zona limítrofe con Texas.