México.- El Gobierno admite la existencia de "feminicidio" en Ciudad Juárez donde desde 1993 han muerto 400 mujeres

Actualizado 23/10/2006 21:45:20 CET

WASHINGTON, 23 Oct. (EP/AP) -

El Gobierno mexicano reconoció hoy la existencia de violencia de género en Ciudad Juárez, según la directora de la comisión para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres en Ciudad Juárez, María Guadalupe Morfín Otero, una dependencia de la Procuraduría General de la República (PGR) quien aseguró que "existe el reconocimiento del Estado mexicano a la violencia de género"

Morfín Otero, que participó hoy en una audiencia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) --que está trabajando en los ámbitos federal y estatal para esclarecer la muerte de unas 400 mujeres en Ciudad Juárez desde 1993-- aseguró que en esta tarea el Gobierno mexicano recibe ayuda internacional, especialmente de Argentina, que ha aportado peritos forenses.

La presentación ante la CIDH, órgano autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA), fue solicitada por el Gobierno mexicano para informar sobre las acciones que está adoptando para enfrentar los asesinatos que grupos como Amnistía Internacional han señalado como "ejemplos de impunidad".

Tras ese reconocimiento, Morfín Otero señaló que se está ofreciendo "una respuesta de Estado" para prevenir, sancionar y erradicar los casos de violencia contra las mujeres, que sólo en Ciudad Juárez han ocasionado la muerte de 379 mujeres entre los años 1993 y 2005.

"Ciudad Juárez ha sido modelo para generar acciones y análisis en todo el país", dijo Morfín Otero en su audiencia de la CIDH. "La situación en esa ciudad es propia de su condición fronteriza y otros retos como la generación de mano de obra femenina por las maquiladoras".

El relator para México de la CIDH, Florentino Meléndez, quien además presidió la audiencia, dijo que en la CIDH "reconocemos los avances positivos" del Gobierno en las áreas preventivas, reformas legales y creación de nuevas instituciones.

Consideró que la admisión por el Gobierno mexicano de un problema de violencia contra la mujer "puede abrir la puerta" para que junto con las organizaciones civiles y cooperación internacional se resuelva el problema, por lo cual pidió a la delegación la presentación por escrito de los avances hacia ese fin.

La procuradora del estado de Chihuahua, con capital en Ciudad Juárez, Patricia González, dijo que hasta el año pasado se contaron 379 casos de muertes de mujeres en esa ciudad y que el análisis de los casos por edad de la víctima arrojaba que la mayoría tenía entre 18 y 25 años.

Del total, en 39 casos las víctimas tenían de 0 a 13 años; en 66 casos de 14 a 17 años; 92 personas de 18 a 25 años; 83 casos de 26 a 35 años; 36 personas de 36 a 45 años; y en 39 casos eran mujeres mayores de 46 años. En un 70 por ciento de los casos hubo violencia doméstica entre víctima y agresor.

González dijo que en las investigaciones de los casos se cometieron errores que se han estado corrigiendo en los últimos dos años, en un proceso en el cual estaban interviniendo expertos policiales de varias ciudades estadounidenses fronterizas vecinas y peritos forenses de Argentina que han modernizado las pesquisas y capacitado a personal estatal.

Mencionó entre las "deficiencias más comunes" evitar la declaración de testigos, tomar declaraciones a personas no relacionadas con las investigaciones, marcada dilación y ausencia en el procedimiento debido y ausencia de informes de la policía judicial y peritajes.

También confirmó que se realizaron "actuaciones que carecen de conexión lógica" con los expedientes, falta de registro de datos forenses, contradicciones entre peritajes y constancias ministeriales, diagnósticos que carecen de metodología confiable y falta de supervisión jerárquica de los encargados de las investigaciones.