Publicado 02/02/2021 06:59CET

México.- Investigan si existe responsabilidad de funcionarios en el caso de los 19 migrantes calcinados en Tamaulipas

Un mural cerca de un campamento de migrantes en el estado de Tamaulipas, en México.
Un mural cerca de un campamento de migrantes en el estado de Tamaulipas, en México. - JOHN MOORE - Archivo

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Gobernación de México, Olga Sánchez Cordero, ha avanzado este lunes que el Gobierno investiga si existe responsabilidad de los funcionarios públicos en el caso de los 19 migrantes calcinados hallados en Santa Anita, municipio de Camargo, en el estado de Tamaulipas.

Sánchez Cordero ha precisado que esta investigación se centra en el Instituto Nacional de Migración (INM), ya que la camioneta donde se calcinaron los cuerpos, que han sido identificados y corresponden a personas de México y Guatemala, había sido asegurada por este organismo, informa 'Milenio'.

"La colaboración y coordinación es con la fiscalía del Estado y con autoridades guatemaltecas, y vamos a investigar estos hechos de cómo o por qué el Instituto Nacional de Migración tenía esta camioneta, si es que la tenía, y si hay o no alguna responsabilidad de algún servidor público", ha señalado la ministra.

Asimismo, ha asegurado que las autoridades guatemaltecas, la Embajada y el Ministerio de Asuntos Exteriores se han puesto en contacto con los familiares de las víctimas.

La Policía estatal informó del hallazgo de los cuerpos el 22 de enero y señaló "que la muerte fue provocada por proyectiles de arma de fuego y después les prendieron fuego". Entre los cuerpo, la Fiscalía de Tamaulipas logró identificar al menos a 16 hombres y una mujer, mientras otros cuerpos han quedado sin identificar hasta el momento debido al grave estado de los restos.

En el lugar donde se localizaron los cuerpos, también se hallaron un todoterreno Toyota, una camioneta Chevrolet, junto a tres armas largas y 11 casquillos. Los estudios de balística han concluido que el todoterreno no tenía impactos de arma de fuego, mientras que la camioneta tenía hasta 113.