Publicado 18/06/2020 16:46CET

México.- El juez asesinado en México renunció a tener escolta pese a haber investigado a 'narcos'

Un hombre observa el paso de vehículos policiales en México
Un hombre observa el paso de vehículos policiales en México - Karen Melo/NOTIMEX/dpa

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El juez Uriel Villegas, asesinado el martes junto a su mujer en Colima, había renunciado a tener escolta pese a que entre los casos que había tratado figuraban algunos narcotraficantes, según ha confirmado el presidente de la Suprema Corte de Justicia, Arturo Zaldívar, que sin embargo ha aclarado que no había recibido ninguna amenaza de muerte.

El asesinato del juez ha generado conmoción en México y abierto el debate sobre si los jueces están debidamente protegidos. Sin embargo, en el caso de Villegas, según ha indicado Zaldívar, fue él mismo el que renunció a la escolta pese a que se le propuso tenerla ya que consideraba que estaba mejor así y que no había peligro.

"En la protección de los juzgadores nunca ha habido austeridad", ha asegurado el magistrado del Supremo, que ha pedido el apoyo de las autoridades para que se garantice la seguridad de los jueces federales y sus familias y que se investigue y detenga a los responsables de este asesinato.

Por otra parte, Zaldívar ha defendido que el asesinato constituye "un crimen de Estado y que cuando hay un crimen de Estado, todas las instituciones del Estado mexicano estaremos del mismo lado".

"Aquí no caben las diferencias, no caben las políticas, no cabe ninguna otra distracción y estaremos muy atentos a cómo se vienen desenvolviendo éstas investigaciones", ha asegurado, según informa 'Milenio', precisando que para ello goza de todo el apoyo del presidente del país, Andrés Manuel López Obrador.

El presidente tachó este miércoles de "crimen atroz" lo ocurrido. "Estamos trabajando de manera conjunta el Poder Judicial, la Fiscalía de la República y el Poder Ejecutivo para castigar a los responsables", aseguró el mandatario.

Por su parte, la ministra de Gobernación (Interior), Olga Sánchez Cordero, ha sostenido que a Villegas le han matado por el trabajo que realizaba. "Estaba haciendo su trabajo y murió por hacer su trabajo", ha dicho la ministra, que previamente fue jueza de la Suprema Corte y conocía personalmente al fallecido.

"Es un tema muy triste", ha reconocido Cordero, que ha subrayado que el magistrado "tenía algunos juicios de personajes de la delincuencia organizada", porque "estaba haciendo su trabajo y lo estaba haciendo bien".

Villegas había sido designado a un tribunal federal en Colima el pasado enero, tras haber trabajado durante tres años en el vecino Jalisco. Pese a ser uno de los estados más pequeños y con menos población, Colima tuvo en 2019 una tasa de homicidios de 8,9 por cada 100.000 habitantes.

Estando en Jalisco, según 'Milenio', el juez pidió el traslado de Rubén Oseguera González, 'El Menchito', hijo del líder del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), a una cárcel de máxima seguridad en Oaxaca y también estuvo a cargo de otros casos vinculados al narcotraficante.

Según este medio, también pasó por sus manos el caso del líder de Los Zetas, Miguel Ángel Treviño Morales, 'El Z-40', así como de los implicados en el homicidio del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, e integrantes del Cártel de Jalisco Nueva Generación.