Actualizado 15/09/2011 08:58 CET

La justicia mexicana ratifica la condena a 12 años de cárcel contra el líder de la Iglesia de la Santa Muerte

MÉXICO DF, 15 Sep. (EUROPA PRES) -

Un tribunal mexicano ha ratificado la sentencia a 12 años de cárcel y 280 días de multa dictada contra el líder de la Iglesia de la Santa Muerte, David Romo Guillén, por cuatro delitos electorales, según ha informado la Procuraduría General de la República de México (PGR).

El Séptimo Distrito de Procesos Penales Federales ha ratificado la sentencia dictada por el Sexto Tribunal Unitario en Materia Penal, que declaró a Romo Guillén culpable de delitos relacionados con la alteración del Registro Federal de Electores y la expedición ilícita de credenciales para votar.

Al margen de este proceso, el autodenominado obispo de la Iglesia de la Santa Muerte está acusado de cooperar con una banda de secuestradores que se hacían pasar por sicarios del cártel de Los Zetas.

Junto a los nueve miembros de esta banda, está acusado de participar en el secuestro de un matrimonio de ancianos, cuyo rescate se habría encargado de cobrar personalmente. El dinero fue ingresado en una cuenta a nombre de su alias, 'Silverio Reyes Fremain Cortés'.

Además, se les acusa de capturar a un trabajador de una empresa ubicada en Cuauhtémoc, así como de extorsionar a un diputado federal. También se les atribuye el robo de los coches, las joyas, el dinero y varios documentos importantes de sus rehenes.

Romo Guillén ha negado estas acusaciones y ha aseverado que fue torturado por las fuerzas de seguridad mexicanas durante su detención. "Me hundieron la cabeza en agua y me golpearon. Estuve incomunicado. Fui como un conejillo de indias", ha afirmado, en declaraciones recogidas por el diario 'Milenio'.

La Santa Muerte cuenta con miles de seguidores en México, aunque el Gobierno no la reconoce como una iglesia, ya que tradicionalmente ha estado asociada a grupos de delincuentes. Romo Guillén prometió construir un gran templo a pesar de que no cuenta con un patrimonio importante.