Publicado 14/04/2021 15:30CET

México.- México reforzará la vigilancia en su frontera sur con 12.000 efectivos por el "grave" aumento de niños migrantes

Migrantes intentado cruzar la frontera de México a Estados Unidos
Migrantes intentado cruzar la frontera de México a Estados Unidos - JOHN MOORE

MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha anunciado que reforzará la vigilancia en la frontera sur con 12.000 efectivos, incluidos de la Guardia Nacional, ante el incremento "grave" y "sin precedentes" del tráfico de menores no acompañados.

"Vamos a cuidar a los niños, esa fue una instrucción que di (...) porque los traficantes de indocumentados (...) está utilizando a los niños y esto es una gravísima violación de los Derechos Humanos", ha trasladado López Obrador en rueda de prensa, donde se ha declarado "preocupado" por la situación de estos menores.

De forma paralela, ha pedido a los países "hermanos" de Centroamérica que "ayuden" a México "para que no se utilice a los niños en esta situación migratoria". "No se puede luchar así, utilizando a niños", ha lamentado, antes de solicitar apoyo también a los gobiernos de Chiapas, Tabasco y Campeche, limítrofes con Guatemala, a las autoridades de la frontera sur y a instituciones de protección de niños.

El ministro de Exteriores de México, Marcelo Ebrard, ha proporcionado datos que muestran un incremento sostenido del flujo migratorio, en particular entre febrero y marzo de este año.

Así, en diciembre, el Instituto Nacional de Migración (INM) registró 6.172 personas. La cifra se incrementó hasta los 9.736 en enero, 12.785 en febrero y 17.445 en marzo.

En cuanto a los menores no acompañados, la tendencia es similar. En diciembre se registraron 1.525 casos, que se incrementaron hasta los 1.734 en enero, 2.501 en febrero y 3.139 en marzo. La mayoría proceden de Guatemala, Honduras, El Salvador y el mismo México.

"El ritmo de crecimiento es muy importante", ha señalado Ebrard, que ha trasladado su "preocupación" y que la situación es un "foco rojo" para el país norteamericano. Ebrard ha explicado que los menores se usan como "salvoconducto" para cruzar México y llegar a Estados Unidos.

Contador