Actualizado 03/04/2013 09:02 CET

México.- El Movimiento por la Paz da un plazo máximo de un año a Peña Nieto para reducir la violencia en México

MÉXICO DF, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

El líder del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, el poeta Javier Sicilia, ha dado un plazo máximo de un año al presidente de México, Enrique Peña Nieto, para reducir la violencia en el país iberoamericano.

Sicilia ha considerado que "se vale" dar un año a Peña Nieto para que reducir la violencia en México, pero ha advertido de que "no podrá quedarse de brazos cruzados". "Queremos ver resultados diariamente, aunque sean lentos", ha dicho, en declaraciones recogidas por el diario 'Milenio'.

El líder social se ha mostrado consciente de que "el desastre es tan grave que tardará" en solucionarse, pero ha criticado que "todavía no se sabe hacia dónde van las políticas de seguridad del Gobierno". "Lo que es cierto es que la violencia sigue", ha indicado.

Sicilia ha apuntado también al "error" del Gobierno y de la ciudadanía "queriendo negar la existencia de todo esto". "No", ha sostenido. "Sigue sucediendo, y de ahí la importancia de no dar la espalda a la realidad", ha subrayado.

En este sentido, ha recordado que el pasado 9 de enero, cuando se reunió con Peña Nieto, le instó a promulgar una Ley de Víctimas de la Violencia. "Me tienta mucho, pero va a ser un problema", dijo el presidente. "¿Qué no es un problema en México?", contestó Sicilia.

El poeta mexicano ha realizado estas declaraciones en el acto de lanzamiento de una campaña para recolectar al menos 100.000 firmas para que Peña Nieto convierta la Estela de la Luz --erigido por el Gobierno de Felipe Calderón (2006-2012) como una oda a sus políticas de seguridad-- en un monumento a las víctimas de la violencia.

En el acto ha estado arropado por numerosos miembros del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, así como por una veintena de intelectuales y artistas mexicanos que se han sumado a sus reivindicaciones al Gobierno de Peña Nieto.

Sicilia se ha convertido en uno de los símbolos de la lucha contra la violencia en México, después de que su hijo, de 24 años de edad, y otros seis jóvenes fueran asesinados por presuntos sicarios en marzo de 2011.

Se calcula que durante el sexenio Calderón más de 70.000 personas han muerto a causa de los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y las organizaciones criminales y de los grupos rivales por el control de la ruta de la droga hacia Estados Unidos.

Peña Nieto, que llegó a Los Pinos el pasado 1 de diciembre, ha fijado como objetivo prioritario de su Gobierno la seguridad y para ello ha elaborado un plan específico, pero de momento no ha conseguido resultados palpables.