México.- MSF alerta de que la política migratoria de EEUU pone en peligro a los solicitantes de asilo en Tamaulipas

Publicado 08/09/2019 7:37:22CET
Solicitantes de asilo en en Tamaulipas
Solicitantes de asilo en en Tamaulipas - Genaro Molina

MADRID, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

Médicos Sin Fronteras (MSF) ha alertado este sábado de que el protocolo de protección a migrantes (MPP, por sus siglas en inglés) del Gobierno de Estados Unidos y la falta de asistencia humanitaria del Gobierno de México ponen en peligro la vida de los solicitantes de asilo en el estado de Tamaulipas.

En este sentido, la organización ha explicado que el MPP obliga a los solicitantes de asilo a esperar en México mientras se procesas sus casos. Esta situación obliga a estas personas a tener que quedarse en ciudades como Matamoros, donde la infraestructura es "deficiente y los altos niveles de violencia, incluidos el secuestro, la extorsión, el robo a mano armada y la violencia sexual, ponen en riesgo su salud y sus vidas", ha denunciado MSF.

"Es inaceptable que personas vulnerables, mujeres, niños, familias y hombres sean forzados a vivir en condiciones de riesgo debido a la violencia de las redes criminales y también al trato inhumano al que son sometidos por parte de México y Estados Unidos", ha señalado Marcelo Fernández, coordinador general de MSF en México.

MSF considera que ciudades como Matamaros "no están preparadas para recibir un gran número de solicitantes de asilo. Desde que se implementó el MPP, en agosto de 2019, Médicos Sin Fronteras ha denunciado que muchas personas pasan la noche a la intemperie, expuestos a los distintos grupos de crimen organizado, que se disputan el control de actividades criminales en la ciudad.

En estos momentos, MSF ofrece asistencia médica y psicosocial a migrantes y refugiados en varios albergues de Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros, en Tamaulipas, considerado uno de los estados más peligrosos del país, según el Departamento de Estado de Estados Unidos.

"Me llevaron de vuelta a Matamoros con mi hija y las autoridades mexicanas no me dieron ningún tipo de información sobre los albergues, o sobre dónde podría pasar la noche. No sabía dónde ir. No conozco este lugar, pero sé que es peligroso", ha lamentado Mónica, solicitante de asilo originaria de Honduras y paciente de MSF.

MSF ha mostrado su preocupación sobre una de las medidas más recientes que el Gobierno de México ha comenzado a implementar y que consiste en el traslado de estos grupos de solicitantes de asilo hacia el sur del país. "Esto pone de nuevo en peligro sus vidas, porque obliga a las personas a volver a su punto de partida, condenándolas a reiniciar sus trayectos hacia el norte por rutas altamente peligrosas", han criticado.

Entre junio de 2018 y junio de 2019, el 45 por ciento de los 2.315 pacientes de salud mental atendidos en Reynosa y Matamoros, manifestaron haber sido víctimas de algún tipo de violencia durante la ruta migratoria. De ese 45 por ciento, el 33 por ciento aseguró haber sido agredido físicamente y el 19 por ciento haber sufrido violencia sexual.

Ante esta situación, Médicos Sin Fronteras ha pedido al Gobierno de Estados Unidos que deje de enviar a los solicitantes de asilo a lugares donde se enfrentan a violencia y persecución. Además ha solicitado a los gobiernos de EEUU y México que "detengan estas políticas de migración dañinas que ponen en peligro la vida de las personas".

Por último, ha instado a ambos gobiernos a implementar medidas que "protejan a las personas desplazadas y garanticen la asistencia humanitaria que se necesita con urgencia".

Para leer más