Actualizado 06/11/2006 13:06:23 +00:00 CET

México.-Ningún grupo reivindica las explosiones en Ciudad de México, pero la policía no descarta al movimiento de Oaxaca

CIUDAD DE MÉXICO, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

Ninguna organización o grupo armado no había reivindicado hoy las tres explosiones de gran intensidad registradas anoche en el edificio del Tribunal Electoral, el auditorio Plutarco Elías Calles en la sede nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y casi la totalidad de una sucursal de ScotiaBank en la Plaza Comercial Club de Golf que afectó también edificios del Residencial Bugambilia. No obstante, las autoridades no descartan la posibilidad de que tengan algún vínculo con el movimiento político-magisterial de Oaxaca.

Fuentes de la policía de la capital mexicana informaron que no hubo víctimas mortales ni heridos, sólo daños materiales no cuantificables, y tampoco se produjeron incendios, según informa el diario local 'El Universal'.

El secretario de Seguridad Pública, Joel Ortega, confirmó las tres explosiones y el intento de una cuarta que se logró impedir. Según explicó, a las 0.08 horas (7.08, hora española) el teléfono 066 de emergencias recibió la primera de dos llamadas advirtiendo de bombas que serían detonadas minutos después.

El artefacto desactivado por el cuerpo especial antiexplosivos de la Secretaría en una segunda sucursal de ScotiaBank tenía una etiqueta con la leyenda "bomba-peligro". La segunda llamada de advertencia se registró 20 minutos después. La primera de las explosiones habría ocurrido a las 00:30 horas (7.30 en España).

Un perito de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) en el Tribunal Electoral confirmó a 'El Universal' que en este lugar explotó un "instrumento electrónico mucho más sofisticado" que los desactivados en ocasiones anteriores, y confirmó que resultó afectada la estructura del primer piso y vidrios rotos en el segundo.

Por su parte, autoridades de Ciudad de México informaron de la presencia de operativos de detección de explosivos en las inmediaciones de la residencia presidencial de Los Pinos, las secretarías de Relaciones Exteriores y Gobernación, así como las embajadas de Estados Unidos y Gran Bretaña.

El portavoz del PRI, Carlos Flores Rico, explicó que el vigilante nocturno en la sede de este partido escuchó hasta dos explosiones en la parte trasera del edificio, donde quedaron destruidas puertas, ventanas y tuberías del auditorio.