Actualizado 13/08/2010 14:11:47 +00:00 CET

México.- Once muertos en un enfrentamiento entre militares y presuntos narcotraficantes en Durango

MÉXICO D.F., 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un enfrentamiento entre militares mexicanos y presuntos narcotraficantes ocurrido este jueves en Durango, en el norte de México, se ha saldado con once muertos, mientras que en otros diez incidentes violentos relacionados con el crimen organizado y registrados en distintas partes del país han muerto otras 27 personas, incluidos cuatro policías, según informan los medios mexicanos.

El subprocurador de Justicia de Durango, Ramiro Ortiz, informó de que el enfrentamiento duró dos horas y sucedió en el municipio de Santiago Papasquiaro. Según un comunicado de la Secretaría de la Defensa Nacional, los fallecidos eran presuntos delincuentes. La nota añade que tres militares resultaron heridos y que se decomisaron 16 armas largas, 110 cargadores, 13 chalecos antibalas y cuatro vehículos.

Mientras, en el municipio de Benito Juárez, en el estado de Nuevo León (noreste), varios soldados se enfrentaron a un grupo armado, como consecuencia de lo cual murió un civil. Además, fueron detenidas tres personas, incluidos dos policías.

En Ciudad Juárez, en el estado de Chihuahua (norte), un agente de la Policía Federal fue decapitado y su cuerpo fue tirado en la calle con un 'narcomensaje' firmado por La Línea, brazo armado del cártel de Juárez. También fue decapitado un policía municipal juarense cuyo cadáver también estaba acompañado de un 'narcomensaje' atribuido a Gente Nueva, grupo ligado al cártel de Sinaloa. Además, en la misma ciudad hubo tres homicidios más, y otros tantos en el municipio chihuahuense de Riva Palacio.

Por otro lado, en Tepic, la capital del estado de Nayarit (oeste), fueron asesinados dos policías de la Agencia Estatal de Investigaciones. El resto de los asesinatos se cometieron en Guerrero, Morelos, Tamaulipas, Sinaloa, Jalisco, Michoacán y Baja California.

Por último, al menos ocho hombres armados secuestraron a un cirujano plástico mientras éste operaba a una mujer en un centro médico de Monterrey, en Nuevo León.