Publicado 08/06/2020 04:14CET

México.- Prisión preventiva para dos policías que patearon a una joven en el suelo en unas protestas en Ciudad de México

Protestas por la muerte de Giovanni López en  México
Protestas por la muerte de Giovanni López en México - -/El Universal via ZUMA Wire/dpa

MADRID, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México ha informado este domingo de que se ha decretado prisión preventiva contra dos policías por un delito de abuso de la autoridad al patear a una joven de 16 años cuando se encontraba en el suelo durante una manifestación contra la violencia policial celebrada el viernes.

La decisión se ha producido después de que los medios de comunicación y las redes sociales dejaran constancia cómo los dos agentes, que fueron detenidos el sábado, patearon la cabeza de la adolescente durante las protestas celebradas en Ciudad de México.

La menor, ha contado el diario mexicano 'el Universal', pasó la noche del viernes al sábado en el Hospital Infantil de Legaria, tras ser agredida por los agentes, en medio del devenir violento que adquirieron las protestas.

Por su parte, los agentes, ha publicado el periódico 'La Jornada', alegaron en un principio que "iban pasando y sin querer la golpearon", según las declaraciones de la Fiscalía General de Justicia (FGJ) a las que han tenido acceso.

El incidente se produjo en las inmediaciones de la Casa Jalisco, en Ciudad de México durante las protestas contra la violencia policial en México, eco de la revuelta en Estados Unidos tras la muerte el 25 de mayo del ciudadano afroamericano George Floyd durante una detención policial.

Las protestas comenzaron el pasado jueves con motivo de la muerte de Giovanni López, un obrero de 30 años fallecido tras ser detenido por policías del municipio de Ixtlahuacán de los Membrillos, a las afueras de Guadalajara, en el estado de Jalisco.

Los hechos se remontan al 4 de mayo cuando, según un vídeo difundido por el periódico mexicano 'Milenio', hasta diez agentes "golpearon y sometieron" a López, que "al día siguiente apareció muerto".

La familia de la víctima recogió su cuerpo en el Hospital Civil de Guadalajara, "donde confirmaron que murió por traumatismo craneoencefálico, tenía huellas de tortura y una herida de bala en la pierna izquierda".

De acuerdo con la familia, el alcalde de Ixtlahuacán de los Membrillos, Eduardo Cervantes Aguilar, a través de otra persona, se puso en contacto con ellos para pedirles no hacer público el vídeo de la detención a cambio de 200.000 pesos mexicanos (unos 8.000 euros). Por su parte, el regidor local asegura que no estaba al corriente de los detalles del suceso.