México registró 448 agresiones contra mujeres periodistas entre 2012 y 2018, un 222% más que en seis años precedentes

Publicado 16/05/2019 14:55:49CET
WIKIPEDIA - Archivo

MADRID 16 (EUROPA PRESS)

   Un total de 448 casos de violencia contra mujeres periodistas se registraron en México durante el mandato del expresidente del país centroamericano Enrique Peña Nieto, entre diciembre de 2012 y diciembre de 2018, es decir, un 222% más que en seis años precedentes.

   Así lo ha asegurado la directora de la asociación mexicana Comunicación e Información de la Mujer A.C (CIMAC), Lucía Lagunes, que ha presentado el informe 'Herencia de un sexenio: Simulación y Desplazamiento. Violencia contra mujeres periodistas 2012-2018' este jueves 16 de mayo en la Asociación de la Prensa de Madrid (APM).

   La investigación, que analiza el periodo comprendido entre diciembre de 2012 y septiembre de 2018, señala que se registraron 422 casos de agresiones a mujeres periodistas, de los cuales seis fueron feminicidios. Esta cifra representa un incremento del 222% respecto a las agresiones registradas en el sexenio anterior (2006-2012), un total de 131 casos documentados.

   "El hecho de no mirar lo que ocurre con las mujeres periodistas lo que genera es una enorme vulnerabilidad", ha destacado Lagunes durante la presentación, en la que ha recalcado que "la invisibilidad" del trabajo periodístico de las mujeres "provoca que sus agresiones queden igualmente ocultas".

   Respecto al tipo de violencia, el 87,68% de los casos tuvieron que ver con violencia psicológica, seguida de la física (35,07%), la patrimonial (13,51%), la sexual (7,11%) y la económica (2,61%). Así, las agresiones más comunes documentadas en este periodo fueron los actos de intimidación (19,56%), las amenazas (13,39%), hostigamiento (11,51%), agresiones físicas (10,15%), el bloqueo informativo (8,69%), campañas de desprestigio (7,22%) y el uso desproporcionado de la fuerza pública (6,28%).

   Las modalidades de violencia contra mujeres periodistas más numerosas son las ejercidas en la comunidad --actos perpetrados por grupos de personas y a veces frente a testigos-- (49,05%), violencia institucional (44,55%), o las producidas en espacios digitales de comunicación (4,98%).

PERIODISTAS DE 36 A 45 AÑOS, LAS MÁS ATACADAS

   Asimismo, el informe muestra que el grupo más afectado por la violencia fue en de las mujeres entre 36 y 40 años y de 41 a 45 años, que representan el 47% de los casos de periodistas mexicanas violentadas. Además, la mayor parte de periodistas agredidas trabajaban en prensa escrita (57,58%). Le siguen las que colaboraban con medios digitales (26,54%), la radio (9,48%), la televisión (4,74%) y las agencias de noticias (1,66%).

   Según los resultados de este estudio, la mayoría de las periodistas que fueron agredidas cubrían temas relacionados con la política (73,70%) y sociedad (15,40%). Por tipo de investigación, el 27,01% de las profesionales de la información trabajaba sobre temas de corrupción y el 21,56% sobre procesos electorales.

   En relación con el perfil de los agresores, Lagunes ha explicado que quienes atacan a las periodistas son "agentes del Estado" mexicano y no el crimen organizado. "Estamos hablando de presidentes municipales, gobernadores, funcionarios públicos, militantes de partidos políticos, policías y agentes del ejército", ha apostillado.

   En el marco de la presentación se ha proyectado un vídeo protagonizado por periodistas mexicanas, en el que relatan sus experiencias en el ejercicio de la profesión. "Todas estas compañeras han vivido diferentes tipos de violencia. Han sido secuestradas, han recibido artefactos explosivos en la puerta de su casa, han recibido amenazas, han tenido que dejar la entidad para poder ponerse a salvo", ha señalado Lucía Lagunes.

   En este contexto, la directora de la asociación mexicana Comunicación e Información de la Mujer A.C considera que uno de los retos de la democracia mexicana es que las periodistas tengan "condiciones dignas y seguras" para llevar a cabo su labor, para lo que es necesario el "respeto" y la "dignificación" del trabajo de las mujeres periodistas.

   Finalmente, la presidenta de la APM, Victoria Prego, ha afirmado que la situación general de los periodistas en México es "dramática" y "terrible", con decenas de periodistas asesinados "cuando se ponen a investigar algo que molesta a determinados poderes y, por su puesto, al narcotráfico". "Dentro de esta situación terrible que afecta a los periodistas mexicanos, que son auténticos héroes, hay una dimensión distinta, añadida y suplementaria que es la de las periodistas mexicanas", ha zanjado.

Para leer más