UNICEF llega a Chiapas para atender a los niños de la nueva caravana de inmigrantes

Caravana inmigrantes México
REUTERS / HANDOUT .
Actualizado 19/01/2019 15:20:43 CET

MÉXICO D.F., 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

El equipo del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en México ya ha llegado al estado de Chiapas para garantizar la protección de los niños de la nueva caravana de inmigrantes que desde ayer están entrando en el país.

"Se han instalado ya dos espacios amigos de la infancia con el fin de brindar apoyo psicosocial a niños, niñas y adolescentes quienes ven sus vidas y rutinas interrumpidas al tener que dejar su comunidad y emprender la jornada", ha declarado el representante de UNICEF en México, Christian Skoog.

"La incertidumbre y el estrés de los padres y las condiciones del viaje, unidos a las experiencias previas de violencia, tienen un impacto negativo en su salud física y mental que, de no ser atendido puntualmente, podría convertirse en estrés tóxico y trauma complejo", ha añadido.

Además, en coordinación con las autoridades mexicanas, se ha formado al personal de las Procuradurías de Protección a la Infancia de los municipios chiapanecos receptores de los migrantes para que pongan en práctica los mecanismos de detección y diagnóstico de casos de violación de los derechos de la infancia y establezcan un plan de restitución en cada caso.

Skoog ha destacado la buena disponibilidad de las autoridades federales, estatales y municipales para garantizar que los niños migrantes reciban el apoyo que necesitan y para que se evite en todo momento su detención.

MÁS DE UN CENTENAR DE NIÑOS

De acuerdo con las primeras cifras oficiales, este viernes entraron en México más de 150 niños, niñas y adolescentes que viajan en una nueva caravana de migrantes centroamericanos con la intención de llegar a Estados Unidos o quedarse en México buscando mejores oportunidades de vida que las que tienen en sus países de origen.

Se espera que en los próximos días entren otros 1.500 migrantes que aún se encuentran en tránsito por Guatemala.

Los migrantes hondureños han cruzado por Ciudad Hidalgo, en la frontera con Guatemala, poco antes del amanecer sin llevar las identificaciones en la muñeca que los agentes de migración les habían exigido el día anterior.

Los niños y niñas migrantes, ante todo son niños, y sus derechos viajan con ellos por lo que necesitan protección y servicios esenciales como albergue, acceso a atención médica, agua potable y una alimentación adecuada.

Muchos de los niños y sus familias han dejado sus países de origen, principalmente Honduras, El Salvador y Guatemala, buscando seguridad y mejores oportunidades; y huyendo de la violencia, de la extorsión, de la pobreza y de un acceso limitado a educación de calidad y servicios sociales.

En su entrada por México, los migrantes son registrados por las autoridades migratorias mexicanas quienes les entregan un brazalete de identificación y les apoyan con servicios de salud e higiene, comida, agua y colchonetas.

Posteriormente, los migrantes serán acompañados a un albergue temporal que se está instalando en el estadio Plan Alemán en la ciudad fronteriza de Suchiate. En el albergue ya se han instalado colchonetas y un servicio de cocina y se espera que las áreas de baños, lavado de manos y duchas queden instaladas pronto.

Contador