La mitad de las muertes de jóvenes entre 10 y 24 años en América son prevenibles

La mitad de las muertes de jóvenes entre 10 y 24 años en Iberoamérica son preven
REUTERS
Publicado 07/03/2019 14:52:49CET

   SAN SALVADOR, 7 Mar. (Notimérica) -

   Un nuevo estudio de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) revela que el 50 por ciento de todas las muertes de personas jóvenes en las Américas se deben a causas prevenibles como los homicidios, los suicidios o los accidentes de tráfico.

   El informe examina el estado de la salud de los jóvenes y adolescentes entre 10 y 24 años en 48 países y territorios entre 2010 y 2018. Además, contiene información sobre las causas de muerte y enfermedades, salud sexual y reproductiva, drogodependencia, nutrición y actividad física.

   Las tres principales causas de fallecimientos de esta franja de población fueron los homicidios, 24 por ciento; los siniestros viales, 20 por ciento; y los suicidios, 7 por ciento.

   Asimismo, el 80 por ciento de las 230.000 muertes anuales de jóvenes en la región son entre hombres. De ellas, nueve de cada diez son por homicidio, cuatro de cada cinco por accidentes de tránsito y tres de cada cuatro por suicidios.

   Para la directora de la Organización, Carissa F. Etienne, pese a los avances regionales para garantizar el acceso a los servicios de salud "muchas de las intervenciones para evitar que los jóvenes mueran antes de su tiempo están fuera del sector". "Debemos aumentar los esfuerzos en todos los sectores para garantizar que los jóvenes no solo sobrevivan, sino que también prosperen", agregó.

   El informe enumera una serie de recomendaciones para mejorar la salud de los jóvenes como la de garantizar la financiación de los programas sanitarios para ese colectivo, una mayor colaboración entre el sector de la salud y otros departamentos y la promoción de sistemas de sanidad que respondan a las necesidades de los jóvenes, entre otras sugerencias.

EMBARAZO ADOLESCENTE

   Del mismo modo, el estudio destaca que América Latina y el Caribe posee la segunda tasa más alta de embarazos adolescentes en el mundo.

   Durante el período 2010-2015 se produjeron 66,5 nacimientos por cada mil niñas con edades comprendidas entre los 15 y 19 años, en contraste con los 46 nacimientos por cada mil niñas a nivel global.

   Las adolescentes con educación primaria o menos tienen hasta cuatro veces más probabilidades de iniciar la maternidad que las niñas con educación secundaria o superior.