Muere una joven mexicana de un balazo mientras asistía a clase en la universidad

Publicado 02/05/2019 21:18:53CET
TWITTER

   CIUDAD DE MÉXICO, 2 May. (Notimérica) -

   La muerte de una joven univesitaria ha conmocionado nuevamente a México, manteniendo vigente la crisis de violencia e inseguridad que se vive en el país azteca. Aideé Mendoza, de tan solo 18 años, murió este lunes mientras asistía a una clase de Matemáticas de la Universidad Nacional Autónoma de México.

   Mendoza, estudiante del Colegio de Ciencias y Humanidades de la Universidad (CCH), recibió un balazo en plena clase, en la que también se encontraban una docena de estudiantes y el profesor. Todos ellos ya habrían prestado declaración, tal y como ha indicado en una conferencia de prensaa la procuradura de Ciudad de México, Ernestina Godoy, recoge 'El País'.

   La circunstancias de la muerte no trascendieron hasta pasadas las horas. Según indicaron compañeros de Aideé y testigos de los hechos, el sonido escuchado no pareció tratarse de un balazo: "Parece que fue un sonido tenue", ha indicado Godoy. Alumnos indicadon a la prensa local que, de hecho, el sonido se escuchó "como si se abriera un refresco".

   A continuación, la joven se levantó de su asiente, y dijo que "se encontraba mal y se desvaneció", recoge 'El País'. Al no haberse escuchado claramente el sonido de un disparo, nadie se dio cuenta de que la joven había sido herida de bala. La joven fue trasladada a una clínica hospitalaria, donde finalmente falleció pasadas unas horas.

   La tía de Aideé, Gilberta Mendoza, ha explicado en varias entrevistas que el disparo habría alcanzado a su sobrina cerca del estómago, en su costado izquierdo. "Yo estoy pidiendo a mis compañeros y a estudiantes que nos apoyen, nosotros no podemos permitir que sigan pasando estas cosas".

   Godoy ha indicado que la fiscalía va a estudiar el asesinato de acuerdo con el protocolo de feminicidio, priorizando el componente de género. "Estamos buscando cualquier indicio y estamos atendiendo a la familia. Es una situación muy complicada y dolorosa para todos", ha indicado Godoy a través de la red social Twitter.

   Sus compañeros, por su parte y tras la muerte de Aideé, se concentraron en las puertas del centro e indicaron estar "hartos de que las autoridades no nos escuchen. Hemos pedido seguridad".

   Y es que no es el primer asesinato de una estudiante de la UNAM en los últimos años: hace escasamente un año, Miranda Mendoza Flores, también de 18 años, fue secuestrada y asesinada tras abandonar las instalaciones universitarias. Otra estudiante del CCH, Jennifer Sánchez, fue encontrada muerta el pasado abril tras permanecer desaparecida 11 días, recuerda el citado diario.

Para leer más