Actualizado 10/03/2015 23:19 CET

La muerte de otro hombre negro por disparos de la Policía en EEUU desata la polémica

Anthony Hill
Foto: FACEBOOK

ATLANTA (EEUU), 10 Mar. (Reuters/Notimérica) -

   La muerte de un hombre negro, que al parecer sufría una enfermedad mental, a manos de la Policía en un suburbio de Atlanta ha suscitado este martes una ola de protestas en las redes sociales contra el abuso de la fuerza por parte de las autoridades.

   Anthony Hill, de 27 años, es el último de varios ciudadanos negros desarmados que han muerto en los últimos meses a manos de la Policía en Estados Unidos en los últimos meses y es el tercer afroamericano asesinado por las autoridades desde el viernes.

   El jefe de la Policía del condado, Cedric Alexander, ha indicado a los periodistas que Hill aparentemente lidiaba con algún tipo de problema de salud mental y que, momentos antes de los hechos, los agentes recibieron llamadas que alertaban sobre un hombre "actuando como loco, golpeando las puertas y aullando desnudo sobre el suelo".

   Alexander ha indicado que Hill corrió hacia uno de los policías que acudió a la llamada y que este le disparó dos veces tras ordenarle que se detuviera. Hill, que se encontraba desnudo, murió en el lugar, donde no se encontró arma alguna.

   Cientos de personas han usado las redes sociales para expresar su frustración por la muerte de Hill bajo hashtags como #AnthonyHill y #BlackLivesMatter. La víctima había usado la última etiqueta días antes.

   "La clave es recordar que #blacklivesmatter (las vidas negras importan), ABSOLUTAMENTE, pero no más que otras", escribió en su página de Facebook el 6 de marzo.

   No estaba claro qué llevó a Hill a desvestirse y comportarse de manera extraña, e incluso a saltar desde un balcón en el segundo piso cuando llegó la Policía, según un reporte del incidente. El policía que le disparó, Robert Olsen, un agente con siete años de experiencia, ha pasado a portar una licencia administrativa.