Un muerto por enfrentamientos entre indígenas y fuerzas de seguridad en una mina ilegal de Venezuela

Policía de Venezuela
MP.GOB.VE - Archivo
Publicado 11/12/2018 19:36:39CET

   MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Un indígena del pueblo pemón murió en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad venezolanas ocurrido el sábado en un municipio de Gran Sabana (sur) durante un operativo destinado a acabar con la minería ilegal en la zona, según ha confirmado este martes el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López.

   Padrino López ha comparecido en la televisión pública, VTV, para explicar que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) estaba desplegada como parte del Plan Tepuy Protector, que busca erradicar la minería ilegal --un "ecocidio"--, y se topó con la resistencia de indígenas pemón, que trabajan en algunas de estas minas.

   "Hubo un enfrentamiento. Se hicieron armas contra los efectivos que participaron en esta operación con el resultado de cuatro personas heridas con armas de fuego. Lamentablemente falleció uno de los cuatro heridos", ha contado Padrino López. El fallecido es el joven indígena Charlie Peñaloza, de 21 años.

   El ministro ha lamentado "profundamente" la muerte de Peñaloza, pero al mismo tiempo ha subrayado que el Gobierno "no va a permitir que se siga cometiendo este salvajismo", en alusión a la minería ilegal. Además, ha considerado que "sería ingenuo" pensar que solo beneficia a los pemón: "Hay verdaderas mafias, muchas asociadas a la oposición política".

   Padrino López ha indicado que el Ministerio Público ya ha iniciado una investigación al respecto. "No hay intención de estar tapando absolutamente nada. Aquí estamos dando la cara al pueblo de Venezuela y al pueblo pemón", ha enfatizado, según informa el portal de noticias Tal Cual.

   El consejo de jefes pemón emitió el mismo sábado un comunicado en el que hace responsable al Estado venezolano de la muerte de Peñaloza por haberse producido "como resultado de una incursión armada incontrolada por parte de las fuerzas de seguridad o con su complicidad", según recoge Reuters.

   Como resultado de este incidente, los líderes indígenas decidieron suspender la celebración de las elecciones a los concejos municipales previstas para el domingo.

   Este es el último de una serie de sucesos que han tenido lugar en la selva venezolana en los últimos años, en los que han crecido actividades ilegales de todo tipo, incluida la minería, a medida que se ha agudizado la crisis económica que sufre la nación caribeña.

   El presidente, Nicolás Maduro, declaró en 2016 la guerra a la minería ilegal con el objetivo declarado de aumentar la producción de oro en el llamado arco minero, pero la oposición y los pueblos indígenas han denunciado que en realidad pretende hacerse con el control de los yacimientos auríferos.

   El pasado mes de octubre, siete venezolanos murieron en una remota mina de oro en un aparente enfrentamiento entre grupos armados por el control de la zona. En febrero, otras 18 personas murieron en un choque entre mineros ilegales y soldados en Bolívar.