La mujer australiana condenada a muerte por tráfico de drogas en Indonesia es liberada

Actualizado 20/01/2015 18:25:40 CET
Schapelle Corby
Foto: YOUTUBE

MADRID, 20 Ene. (Notimérica) -

   A diferencia de Marco Archer, el brasileño ejecutado este sábado en Indonesia por tráfico de drogas, la Justicia del país del sudeste asiático ha liberado este lunes a la australiana Schapelle Corby, también condenada por el mismo delito.

   Aunque ha sido salvada de morir, deberá permanecer en el país hasta el año 2017 y, según ha indicado, tiene previsto vivir con su hermana en Bali, según publica 'Opovo'.

   A pesar de ser arrestada con 4,1 kilos de marihuana ocultos dentro de una tabla de surf, Corby siempre se declaró inocente. Cuando fue detenida en 2005, sufrió un rápido deterioro mental, por lo que su condena se vio reducida de 20 años de prisión a cinco en 2012.

   Las características del arresto, en la ciudad de Keroban, aumentaron la simpatía hacia la mujer, y muchos la consideraron una víctima de la cárcel y la justicia corrupta.

   Archer, de 53 años, fue condenado a pena de muerte por tráfico de drogas en Indonesia y fue ejecutado este sábado junto a otros cinco presos.

   Mientras tanto, el Gobierno indonesio pide clemencia a Arabia Saudí para evitar la muerte de Satinah Binti Jumadi Ahmad, una ciudadana indonesia condenada por robar y asesinar a su jefe.

OTROS CONDENADOS A LA EJECUCIÓN.

   Otro brasileño, Paraná Rodrigo Gularte, de 43 años, puede ser ejecutado el próximo marzo. La familia afirma que sufre trastornos mentales y solicita que la Justicia revise el caso.

   Gularte se dirigía a Bali con seis kilos de cocaína cuando fue atrapado por la Policía local en 2004. Asumió el delito y fue condenado a muerte.

   Su madre, Clarice Gularte, señaló que en la última visita que hizo a su hijo, en agosto de 2014, se asustó mucho. Al parecer, había perdido unos 15 kg y estaba completamente trastornado.