Los 'narcovelorios', una peligrosa tradición que tiene en pie de guerra a Chile

Actualizado 23/05/2019 14:18:25 CET
Los 'narcovelorios', una peligrosa tradición que tiene en pie de guerra a Chile
TWITTER

   SANTIAGO, 23 May. (Notimérica) -

   El Gobierno chileno comenzó una guerra para detener los llamados 'narcovelorios', una peligrosa costumbre donde delincuentes y narcotraficantes despiden a sus miembros con disparos y fuegos artificiales y donde la policía se ve incapaz de actuar.

   "En Chile existe un ambiente de absoluta inseguridad y de impunidad frente a los funerales de narcotraficantes, porque nuestras policías no pueden enfrentarse a estos grupos organizados", indicó el diputado Miguel Ángel Calisto (Partido Demócrata Cristiano, centroizquierda), en una entrevista para la agencia 'Sputnik'.

   Hace un semana, se produjo en Santiago de Chile el asesinato de un joven de 19 años identificado como Bastián López, alias el 'Pollito', víctima de un ajuste de cuentas entre bandas rivales en el sector norte de la capital.

   Aunque sobre él no recaía antecedentes penales, López estaba vinculado a bandas criminales, y formaba parte del clan llamado 'Los Reyes' liderado por Johana Reyes, su madre.

   Su asesinato causó conmoción entre los grupos de narcotraficantes, quienes estuvieron durante tres días despidiéndolo por las calles del sector norte de Santiago, lanzando fuegos artificiales (prohibidos en Chile), realizando caravanas con automóviles a grandes velocidades y disparando al aire continuamente, algunas de grueso calibre.

   Esto es conocido en Chile como 'narcovelorio' o 'narcofuneral'. Esta es una arraigada costumbre delictiva que se ha establecido en algunos sectores de Santiago y otras ciudades del país, y que obliga a los vecinos a permanecer dentro de sus casas mientras se realizan, sin que la policía pueda hacer nada al respecto.

VELATORIO DE 'POLLITO'

   La despedida de Bastían López generó un antes y un después en la opinión pública chilena. Cientos de vecinos del sector norte de Santiago denunciaron que la policía no hizo nada ante los múltiples disparos que realizaban los compañeros de López.

   El último día del velatorio, el 'Pollito' fue trasladado durante cinco horas en un cortejo hasta la ciudad de Chillán, para que su madre, quien está presa en la cárcel de esa localidad, pudiese despedirse de él.

   Esta fue una de las situaciones más polémicas, ya que su madre no pudo salir de la cárcel a despedirse y las autoridades permitieron que el ataúd ingresara dentro de la prisión, demostrando el poder del narcotráfico.

   Después de esto, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció que crearía un protocolo para abordar los narcofunerales, y el 20 de mayo la Subsecretaría de Prevención del Delito presentó un plan llamado Modelo Preventivo para Funerales de Alto Riesgo.

Para leer más