Actualizado 26/10/2006 20:00:47 +00:00 CET

Nicaragua.- La Asamblea Nacional de Nicaragua prohíbe la práctica del aborto en cualquier supuesto

MANAGUA, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Asamblea Nacional de Nicaragua aprobó hoy la derogación del artículo 165 del Código Penal vigente, que establece el derecho al aborto en caso de que exista riesgo para la madre, lo que conlleva la prohibición del aborto en cualquier supuesto.

La decisión tomada hoy en el Parlamento nicaragüense había sido reclamada durante las últimas semanas por organizaciones religiosas y otros sectores sociales, así como por el presidente del país, Enrique Bolaños. Un total de 52 diputados de los 90 presentes --ocho diputados liberales y uno del Partido Camino Cristiano no ejercieron su derecho al voto, y 29 no asistieron a la votación-- apoyaron la derogación.

El siguiente debate en la Asamblea General fue el posible aumento de las penas para quien practique una interrupción del embarazo, contemplado en los artículos 162, 163 y 164 del Código Penal, que penalizan el aborto en todos los supuestos con penas de entre diez y 30 años de prisión, según informa el diario local 'La Prensa'

En el exterior del Parlamento nicaragüense se congregaron dos grupos enfrentados que defendían la penalización, por un lado, y el aborto en caso de peligro para la madre, por otro. Además, decenas de mujeres se instalaron ayer a las puertas de la cámara para protestar por la derogación del artículo 165 del Código Penal.

El aborto en caso de peligro para la madre fue establecido en Nicaragua en 1893 como una excepción para salvar la vida de las mujeres en caso de embarazos de riesgo. Sin embargo, los diputados emitieron después un dictamen que derogaba ese artículo afirmando que "el aborto terapéutico será determinado científicamente con la intervención de tres facultativos, por lo menos, y el consentimiento del cónyuge o pariente de la mujer para los fines legales".

Diferentes organismos nacionales e internacionales que trabajan con la niñez y la adolescencia, así como organismos de defensa de los derechos de las mujeres se pronunciaron por la no eliminación del artículo 165 del Código Penal, mientras sectores religiosos exigían su penalización.

De los 193 países que conforman las Naciones Unidas, el 98 por ciento permite el aborto cuando el motivo es salvar la vida de la mujer embarazada.