La nieta de Raúl Castro alquila por Airbnb una mansión de lujo de su abuelo en La Habana

Actualizado 21/04/2019 9:00:18 CET
Raúl Castro
REUTERS / POOL NEW - Archivo
 

   LA HABANA, 20 Abr. (Notimérica) 

   Una de las nietas del exgobernante cubano Raúl Castro, hermano del fallecido Fidel Castro, ha decidido poner en alquiler la mansión de su abuelo a través del servicio Airbnb por un precio de 650 dólares la noche.

   Vilma Rodríguez Castro, hija Luis Alberto Rodríguez López-Callejas y Debora Castro, hija de Raúl Castro y su mujer, Vilma Espín, ha puesto a disposición de turistas y visitantes de la capital cubana una lujosa casona.

   Esta se encuentra ubicada en la calle 20 y la séptima avenida, en el barrio de Miramar, disponible en Airbnb bajo el nombre de Casa Vida Luxury Holidays y Dream Luxury Holidays.

airbnd

   "En Casa Vida la elegancia, diseño y tradición se conjugan para crear espacios agradables, amplios y luminosos", escribía Rodríguez, quien según la revista 'People' es dueña de otras propiedades y opera desde Panamá, en el anuncio web en el que se describe el inmueble.

   La mansión cuenta con cuatro dormitorios, incluyendo entre ellos dos suites; terrazas privadas, piscina y aire acondicionado. Asimismo, el alquiler de la casa incluye servicio de jacuzzi y uso de sábanas y toallas de alta calidad.

   La actual situación económica de la sociedad cubana ha provocado que las redes sociales registren cientos de comentarios negativos hacia la familia Castro, en especial por considerar el lujo de esta mansión como un insulto.

   Airbnb entró en Cuba hace dos años, después de que el expresidente estadounidense Barack Obama estrechara lazos con la isla. La compañía de alquiler de inmuebles fue una de las primeras en ingresar al mercado cubano, poniendo a disposición de clientes estadounidenses una amplia oferta de inmubles.

   En marzo de 2016, Estados Unidos anunció la apertura del servicio de Aribnb en Cuba para ciudadanos de todo el mundo, haciendo de la isla uno de los mercados de mayor crecimiento.

   Ahora, las nuevas medidas anunciadas por el presidente Donald Trump han puesto restricciones a los viajes de estadounidenses a la isla, lo que puede suponer un golpe para esta industria turística.

Para leer más