#NiñasNoMadres y #EstánEnfermasDeAborto: Argentina dividida ante la cesaria practicada a una menor tras ser violada

Argentina aborto y provida
REUTERS
Actualizado 19/01/2019 14:05:27 CET

   BUENOS AIRES, 19 Ene. (Notimérica) -

   Cada tres horas una niña entre los 10 y los 14 años es madre en Argentina, en el 90 por ciento de los casos producto de una violación, a pesar de que la punitiva ley del aborto en el país permite ejercer este derecho sin penas en casos de violación, según datos de la Campaña Nacional por el Aborto Legal.

   Este ha sido el caso de la niña de 12 años que tras ser violada por un vecino de 60 años se le negó la práctica de un aborto no punible en la provincia argentina de Jujuy.

   A pesar de que la familia solicitó que se le practicase un aborto, la menor ha sido sometida a una cesaria con el fin de salvar la vida del feto y después de que los médicos del Hospital Guillermo Paterson se negaran a practicarle esta Interrupción Legal del Embarazo (ILE). La niña y el bebé se encuentran estables.

   Esta intervención fue practicada a la menor con 24 semanas de embarazo debido a que sus padres se enteraron de la violación que la había dejado encinta cuando la niña se quejó de fuertes colores de barriga y la llevaron al médico.

   La legislación vigente en el país recoge la posibilidad de practicar abortos en caso de violaciones sin necesidad de que el procedimiento tenga que pasar por la vía judicial. Tampoco establece un plazo máximo de gestación para la ejecución del mismo.

ENTRE EL '#NIÑASNOMADRES' Y EL '#ESTÁNENFERMASDEABORTO'

   El caso de esta menor ha reabierto la polémica en un país en el que la población se encuentra dividida. A un lado, los partidarios de la legalización del aborto en el país que han salido a las calles durante días vestidos de verde para forzar al Congreso a despenalizarlo; y al otro las conocidas como 'Pañuelos azules', provida que condenan la solicitud de aborto por parte de la menor al estar gestando un feto viable.

   El debate en torno a la negación al aborto que tenía la menor ha revitalizado el reclamo de miles de argentinos de que el aborto sea despenalizado. Con el 'hastag' "#NiñasNoMadres" cientos de personas han mostrado su solidaridad en las redes con la menor, han exigido la criminalización del violador, no de la víctima y la despenalización del derecho al aborto.

   Con este mensaje y corazones verdes y morados se apela a la revictimación que supone la negación del derecho al aborto, obligando a la niña a "ser madre" en contra de su voluntad, de la de sus tutores legales, y perfectamente amparada por la ley del país.

   Por su parte, con hastag como '#CuidemosLasDosVidas' y '#EstánEnfermasDeAborto' cientos de personas han defendido la ejecución de la cesaria a la menor a pesar de que la ley permitía el aborto con el argumento de que el feto ya era viable provocándole el parto a la niña o, como ha sido el caso, mediante una cesaria.