Publicado 20/09/2021 13:36CET

El Nuncio Apostólico en España impondrá, este domingo, en Zaragoza, el palio arzobispal a monseñor Carlos Escribano

El arzobispo de Zaragoza, monseñor Carlos Escribano, con el palio arzobispal.
El arzobispo de Zaragoza, monseñor Carlos Escribano, con el palio arzobispal. - IGLESIA EN ARAGÓN

ZARAGOZA, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Nuncio Apostólico en España, monseñor Bernardito Auza, impondrá, este domingo, 26 de septiembre, al arzobispo de Zaragoza, monseñor Carlos Escribano, el palio arzobispal, tras recibirlo de manos del papa Francisco en la solemnidad de los Apóstoles San Pedro y San Pablo, en Roma, el 29 de junio de este año.

El acto tendrá lugar a las 18.00 horas, en la catedral basílica de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza, y coincidirá con el undécimo aniversario de la ordenación episcopal de monseñor Escribano.

En la celebración, participarán el resto de obispos de la provincia eclesiástica de Zaragoza, es decir, los de Barbastro-Monzón, monseñor Ángel Pérez; de Huesca y Jaca, monseñor Julián Ruiz Martorell; de Tarazona, monseñor Eusebio Hernández, y Teruel y Albarracín, monseñor José Antonio Satué, ha informado la web Iglesia en Aragón.

Según ha explicado, el palio arzobispal es una banda de lana blanca en forma de collar, adornada con seis cruces de seda negra. La confección de los palios está confiada a las monjas benedictinas del monasterio de Santa Cecilia en Roma.

Lo hacen con lana de los corderos blancos, que se bendicen todos los años, el 21 de enero en la iglesia de Santa Inés. Los palios se guardan sobre la urna donde están colocadas las reliquias del cuerpo del apóstol San Pedro, hasta el día 29 de junio, en que el Papa los bendice y los entrega a los nuevos arzobispos. Este palio es la insignia exclusiva de los arzobispos residenciales o metropolitanos.