Publicado 06/10/2021 14:36CET

El nuncio del Papa en España, sobre la polémica por la Conquista de América: "No hay ninguna novedad en el mensaje"

Archivo - El nuevo Nuncio Apostólico de Su Santidad en España, Bernardito Auza, interviene en el Congreso de los Laicos 2020 en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo de Madrid (España), a 14 de febrero de 2020.
Archivo - El nuevo Nuncio Apostólico de Su Santidad en España, Bernardito Auza, interviene en el Congreso de los Laicos 2020 en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo de Madrid (España), a 14 de febrero de 2020. - Ricardo Rubio - Europa Press - Archivo

   Piensa que la Iglesia tiene que pedir disculpas cuando hay una prueba histórica de que un error fue cometido

   MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El nuncio apostólico de Su Santidad en España, Bernardito Auza, ha asegurado que "no hay ninguna novedad" en la carta del Papa Francisco en la que pide "perdón" a México por los pecados y acciones que no contribuyeron a la evangelización, y ha precisado que "no es una crítica a quienes hicieron la evangelización o la colonización" pues "no se refiere a cosas específicas" sino que es "una llamada a reconocer los errores de todos".

   "Verdaderamente, si uno lee el mensaje del Papa, no hay elementos nuevos, pienso que las palabras de Juan Pablo II son todavía más fuertes", ha subrayado Bernardito Auza, en declaraciones a Europa Press, tras un acto en la Universidad San Dámaso para presentar el curso 'Las Causas de los Santos'.

   Así se ha pronunciado al ser preguntado por la polémica en torno a la Conquista de América que se ha generado en España tras el mensaje del Papa Francisco, que despertó las críticas de políticos como el portavoz de VOX en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, o la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

   El nuncio ha indicado que hay que "tener espíritu abierto, conciliador por lo que las otras personas ven en las palabras del Papa" pero ha insistido en que "no hay ninguna novedad en lo que el Santo Padre ha escrito en su mensaje protocolario con ocasión de la independencia de México".

   El nuncio ha precisado que Bergoglio "tampoco es el primer Papa" que pide perdón por los errores cometidos. "Pienso en cada época, recuerdo muy bien cuando Juan Pablo II pedía los últimos años del milenio, antes de celebrar el Gran Jubileo de 2000, y también había sacerdotes que trabajaban en el Vaticano que no estaban de acuerdo con el Papa porque pedía disculpas. Pienso que la Iglesia tiene que pedir disculpas cuando hay una prueba histórica de que un error fue cometido", ha subrayado Auza.

   En concreto, el nuncio del Papa en España pone como ejemplo la denuncia que hicieron personajes históricos como Bartolomé de las Casas o Antonio Montesinos que denunciaron el trato dado a las comunidades indígenas durante la conquista de América.

   Auza, que es filipino, también ha destacado que el primer obispo de Manila (Filipinas), el alavés Domingo de Salazar, fue "el primero en denunciar los abusos de los españoles en las Filipinas". "Si ya los obispos de aquel tiempo denunciaron errores, maltratos, violaciones de Derechos Humanos de aquel tiempo, entonces, en nuestro tiempo también tenemos que reconocer que sucedió una cosa que no es buena", ha remarcado.

   En cualquier caso, ha insistido en que el mensaje del Papa Francisco a México es "muy claro, muy breve y protocolario" con "una llamada a reconocer los errores de todos y a pedir disculpas" pero sin hacer una crítica a aquellos que hicieron la colonización y sin referirse a hechos específicos.

   "No es una crítica a quienes hicieron y han hecho la evangelización o la colonización, etcétera, eso no, el mensaje no refiere a cosas específicas", ha subrayado Bernardito Auza.

   Se trata, según ha precisado, de "una invitación universal a reconocer los errores de parte de todos" y otra cosa es la "interpretación de cuáles son los errores por los que se tiene que pedir disculpas" pero ha añadido que lo importante para la Iglesia es "el espíritu de pedir disculpas cuando hay errores".

LA MISIVA DEL PAPA

   La misiva del Papa a México efectivamente se remite con motivo de los 200 años de la independencia de México aunque en ella se lee el siguiente texto: "Para fortalecer las raíces es preciso hacer una relectura del pasado, teniendo en cuenta tanto las luces como las sombras que han forjado la historia del país. Esa mirada retrospectiva incluye necesariamente un proceso de purificación de la memoria, es decir, reconocer los errores cometidos en el pasado, que han sido muy dolorosos. Por eso, en diversas ocasiones, tanto mis antecesores como yo mismo, hemos pedido perdón por los pecados personales y sociales, por todas las acciones u omisiones que no contribuyeron a la evangelización".

   No especifica el Pontífice el periodo de evangelización al que se refiere cuando menciona los pecados de la Iglesia pero sí habla de que sus predecesores, y él mismo en diversas ocasiones, han pedido perdón. Precisamente, en 2019, el episcopado mexicano respondió al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que tres papas han pedido perdón por los pecados cometidos "contra los pueblos originarios", según informó entonces Vatican News, medio oficial del Vaticano.

   En aquel año, López Obrador pedía precisamente a los obispos mexicanos que solicitaran al Gobierno español y al Papa Francisco que pidieran perdón por los "abusos, crímenes y atropellos contra los pueblos originarios, teniendo en cuenta que en 2021 se cumplen 500 años de la conquista de la antigua Tenoxtitlan. "España ya le contestó y nuestra Iglesia, en varias ocasiones, sobre todo en torno al año 1992, lo ha hecho", dijeron los prelados mexicanos. Así, Juan Pablo II pidió perdón en 1992, Benedicto XVI lo hizo en 2007 y Francisco en 2015.

   "Y quiero ser muy claro, como lo fue San Juan Pablo II: Pido humildemente perdón, no sólo por las ofensas de la propia Iglesia, sino por los crímenes contra los pueblos originarios durante la llamada conquista de América. Y junto a este pedido de perdón, para ser justos, también quiero que recordemos a millares de sacerdotes, obispos, que se opusieron fuertemente a la lógica de la espada con la fuerza de la cruz", dijo entonces Francisco.

   La semana pasada, los obispos españoles dijeron asistir "perplejos" a los comentarios que había suscitado la carta del Pontífice. En concreto, el secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello, animó a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, a que, antes de opinar sobre las palabras del Papa Francisco, se leyera la carta completa pues aseguran que el Pontífice no se refiere a la conquista de América sino a hace 200 años.

Contador