Un obispo crítico con el Gobierno desvela que fue informado de un supuesto plan para asesinarle

El Gobierno de Ortega pide a la OEA que mantenga a su representante en el diálogo con la oposición
REUTERS / JORGE CABRERA - Archivo
Publicado 10/04/2019 23:51:26CET

   MANAGUA, 10 Abr. (Reuters/EP) -

   El obispo Silvio Báez, crítico del Gobierno del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha desvelado este miércoles que el año pasado fue informado de un supuesto plan para asesinarle durante la fase álgida de la crisis política por la que atraviesa la nación centroamericana.

   Báez ha dicho que aproximadamente a mediados del año pasado, la Embajada de Estados Unidos en Nicaragua le informó del supuesto plan e incluso le dio algunos detalles, pero no le dijo quién podría haberlo orquestado.

   "Yo estaba en la cama cuando a las 23.00 horas recibí una llamada del Departamento de Política de la Embajada de Estados Unidos para decirme que tenían plena certeza que había un plan para asesinarme, que tuviera cuidado", ha señalado.

   "Incluso me dijeron en dónde podía ser, cómo podían estar vestidos los que iban a ejecutar la acción y que tomara mis precauciones", ha subrayado Báez, obispo auxiliar de Managua, durante una conferencia de prensa.

   Asimismo, ha dicho que el Papa Francisco le pidió trabajar en Roma durante un tiempo y ha agregado que recibió llamadas y mensajes amenazantes en su teléfono móvil.

   Báez fue agredido y herido en un brazo con un arma blanca en julio de 2018 cuando varios obispos visitaron una ciudad del sur del país para apoyar a jóvenes opositores que estaban refugiados en una iglesia fueron agredidos por simpatizantes del Gobierno.

   Las palabras de Báez han llegado tras las recientes declaraciones de la exembajadora de Estados Unidos en Nicaragua Laura Dogu, quien dijo a un diario estadounidense que hubo un plan para asesinarla a ella, a Báez y a otras personalidades críticas del Gobierno de Ortega.

   Por el momento ni el Ejecutivo nicaragüense ni la Embajada de Estados Unidos en el país se han pronunciado sobre las declaraciones de Báez.

   La crisis política en Nicaragua, la peor a la que se ha enfrentado Ortega en sus quince años de gobierno, estalló en abril de 2018 por una polémica reforma de la seguridad social. Las protestas crecieron rápidamente hasta exigir la "democratización" de la nación centroamericana.

   Más de 300 personas murieron y miles fueron detenidas por la represión de la Policía y grupos de civiles armados afines al Gobierno, según ha documentado el sistema interamericano, que ha recomendado juzgar a Ortega por crímenes de lesa humanidad.

Para leer más