Publicado 12/03/2021 16:56CET

El obispo de Tarazona cumple diez años al frente de la diócesis

El obispo de Tarazona, monseñor Eusebio Hernández Sola, visita al Papa Francisco en junio de 2019.
El obispo de Tarazona, monseñor Eusebio Hernández Sola, visita al Papa Francisco en junio de 2019. - DIÓCESIS DE TARAZONA

TARAZONA (ZARAGOZA), 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

El obispo de Tarazona, monseñor Eusebio Hernández Sola, celebrará el viernes, 19 de marzo, los diez años de su ordenación episcopal, que tuvo lugar en el Monasterio de Veruela, mientras que el 29 de enero de ese mismo año fue nombrado obispo de la Diócesis de Tarazona por el Papa Benedicto XVI.

Con motivo de este aniversario y de la festividad de San José, la Iglesia de la Catedral de Tarazona acogerá el viernes que viene una eucaristía, a las 19.00 horas, que estará presidida por el prelado y será retransmitida por las redes sociales, ha informado la diócesis en una nota de prensa.

Ha recordado que 2021 ha sido declarado por el Papa Francisco como el año de San José, figura "destacada" en la vida del obispo de la Diócesis de Tarazona al ser patrón de la orden a la que pertenece, los Agustinos Recoletos.

"San José es una figura cercana a mi vida y por ello decidí celebrar el día de mi ordenación episcopal en su festividad, el 19 de marzo, así como confiarme a quien cuidó de María y de Jesús para que me acompañase en mi vida pastoral; ha sido providencial que el Santo Padre haya querido dedicar este año precisamente a San José", ha expuesto monseñor Hernández Sola.

El obispo de Tarazona ha calificado estos diez años de obispado como "muy positivos y enriquecedores" ya que "siempre me he sentido muy apoyado y acogido por mis hermanos sacerdotes". "Todos me recibieron con mucho cariño y seguimos manteniendo unas relaciones de gran cordialidad", ha explicado.

Igualmente, ha dicho estar "muy a gusto con ellos y siempre los siento cercanos y colaboradores, lo cual ha facilitado mucho mis tareas pastorales". Además, las personas de la diócesis "son buenas, sencillas, cercanas y muy acogedoras" y por eso "puedo decir que están siendo años que han llenado mi vida sacerdotal, en los que he conocido más de cerca la misión pastoral, más en profundidad la vida de los sacerdotes diocesanos y el mundo rural en el que vive gran parte de la diócesis", ha glosado el prelado.

El obispo ha agregado que tras estos años al frente de la diócesis "amo un poco más la Iglesia que peregrina por el mundo sencillo de los pueblos y a sus gentes" y "doy gracias a Dios por todos estos grandes dones que me ha regalado en estos últimos diez años, que se ven ahora empañados duramente por la tragedia de la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2; mi corazón llora de tristeza por tanto dolor, sufrimiento y muerte", ha declarado.

PAPA FRANCISCO

El obispo de Tarazona ha destacado la ayuda que le han brindado las ideas magisteriales del Papa Francisco. "En mi servicio pastoral, en mi trabajo él, me ilumina, me da alas para poder hacer ciertas propuestas" y "me está inspirando y motivando muchísimo en todas las decisiones que estoy tomando en mi vida pastoral, así como en mis reflexiones y comentarios que ofrezco en mis escritos, cartas y homilías; también es mi maestro para saber tratar a mis sacerdotes y al Pueblo de Dios".

Monseñor Hernández ha recordado que en 2021 también se cumplen diez años de la reapertura de la Catedral de Tarazona, un acontecimiento "que llenó de inmensa alegría" a la localidad y "ha sido uno de los momentos más bellos para todos: para la ciudad, para la diócesis, porque a una diócesis sin catedral le falta la iglesia madre de todas las comunidades parroquiales, centro de la vida sacramental y magisterial, punto de convergencia, templo que expresa, unifica y pone en relación a todas las iglesias de la diócesis".

El prelado acaba de publicar un libro con motivo del décimo aniversario de su episcopado, titulado con la frase de San Agustín 'Con vosotros soy cristiano, para vosotros soy obispo', una "especie de legado para cuando deje la diócesis", ha precisado.

Asimismo, ha comentado que en 2021 se cumplirán dos años de la presentación de su renuncia como obispo al Papa "y en algún momento tendré que dejar de ocupar este cargo".

Por este motivo, ha querido transmitir una carta pastoral "que reflexionase sobre dos temas esenciales para los sacerdotes: la Eucaristía y la Virgen, ya que ambas constituyen el fundamento, la base de nuestra vida sacerdotal". El libro incluye también la reflexión que el obispo realizó con motivo del retiro de Adviento de 2020, 'María, Madre del Adviento' y otra sobre la caridad en la pandemia.

TRABAJO EN EL VATICANO

El obispo de Tarazona trabajó durante 35 años en el Vaticano, en la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica. Asimismo, pertenece a la Comisión de la Vida Consagrada y a la Comisión de Clero y Seminarios de la Conferencia Episcopal Española. Además, en 2019, el Papa Francisco confirmó su nombramiento como miembro de la Congregación de Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica del Vaticano.

Desde 2018, es presidente del Instituto Pontificio CLAUNE, un instituto eclesiástico de derecho Pontificio que intenta acompañar y a ayudar en sus necesidades formativas y económicas a los monasterios de vida contemplativa de España.