Publicado 26/06/2015 20:43CET

Obispos de EEUU rechazan la aprobación del matrimonio homosexual

Celebran decisión Supremo de EEUU sobre matrimonio homosexual
JOSHUA ROBERTS / REUTERS

   WASHINGTON, 26 Jun. (Notimérica) -

   La aprobación en todo Estados Unidos del matrimonio homosexual, dictaminada este viernes por el Tribunal Supremo, no ha sido bien acogida por todos. La Conferencia de los Obispos Católicos de Estados Unidos ha calificado esta decisión como un "trágico error".

   A través de un comunicado, la Conferencia Episcopal estadounidense ha rechazado el reconocimiento por parte de todos los estados a los matrimonios entre personas del mismo sexo. El presidente de la Conferencia Episcopal, el arzobispo de Louisville, Joseph E. Kurtz, ha calificado esta decisión como "un trágico error que perjudica el bien común y a los más vulnerables entre nosotros".

   Asimismo ha señalado que independientemente de lo que señale una estrecha mayoría de la Corte Suprema, "la naturaleza de la persona humana y el matrimonio permanece inalterada e inalterable". "Hoy la Corte se equivoca de nuevo. Es profundamente inmoral e injusto que el gobierno declare que dos personas del mismo sexo puedan constituir un matrimonio", señala en la declaración.

   El arzobispo Kurtz reitera la necesidad de un padre y una madre para formar una familia y para educar a los hijos. "La ley tiene el deber de apoyar el derecho básico de todos los niños a ser elevado, siempre que sea posible, por su madre y su padre, casados en un hogar estable".

   "Por último, hago un llamamiento a todas las personas a unirse a nosotros para proclamar la bondad, la verdad y la belleza del matrimonio entendido acertadamente durante milenios", concluyó el arzobispo en el comunicado.

   El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha dictaminado este viernes que el matrimonio homosexual queda protegido por la Constitución a través de un veredicto en contra de las prohibiciones a los enlaces entre personas del mismo sexo en todo el país. El fallo ha sido de cinco jueces a favor y cuatro en contra, con una opinión mayoritaria redactada por el magistrado Anthony Kennedy.