Obispos mexicanos piden atender a los inmigrantes "con criterios evangélicos" y no como "gente de mal"

Publicado 03/05/2019 17:22:45CET
PIXABAY

   ROMA, 3 May. (EUROPA PRESS) -

   La Asamblea Plenaria del episcopado Mexicano ha finalizado, este viernes 3 de mayo, con un mensaje de advertencia a la Iglesia de su país: la necesidad de una institución samaritana que "alivie el dolor" a los "verdaderos migrantes" y que los atienda "según los criterios evangélicos". "No se puede tratar a los inmigrantes como gente de mal", ha apuntado.

   Los obispos mexicanos recuerdan que este tema está "en el corazón del Papa Francisco" y que debe tener una mayor importancia en México debido a la llegada masiva de caravanas proveniente de Centro América.

   El secretario General de la CEM, Monseñor Alfonso Miranda Guardiola, ha declarado que, en primer lugar, hay que ver a estas personas "como hijos de Dios" y recordar que la atención que deben recibir están relacionadas con las necesidades básicas que, según ha indicado, son "medicina, alimentación, vestido y techo".

   En este sentido, se ha mostrado preocupado por cómo están siendo tratados los migrantes por la sociedad. "Como personas de peligro o personas de mal", ha declarado, antes de reclamar la necesidad de una campaña para "no discriminar y para no criminalizar".

   "Sabemos que puede haber gente que se aproveche de ellos tanto en México como en las mismas caravanas. Pero no podemos tratar a todos como si fueran gente de mal. Al contrario, la mayoría de la gente es gente de bien y gente en grave necesidad; desde niños acompañados o no, mujeres solas, embarazadas, gente mayor. Necesitamos entender que son hijos de Dios y son personas en necesidad", ha declarado Monseñor Miranda, tal y como recoge 'Vatican News'.

ACOMPAÑAMIENTO A JÓVENES

   En la asamblea también se ha tratado la situación de los jóvenes y, en particular, aquellos que sufren soledad, falta de oportunidades, abandono e incomprensión y que, por tales motivos, suelen buscar falsas "puertas de salida" como "el suicidio, las drogas, el alcohol", siendo presa fácil de "grupos delincuenciales".

   Monseñor Miranda ha manifestado el convencimiento de los obispos del país de la "necesidad urgente del acompañamiento uno a uno a los jóvenes" y, aunque ha reconocido que "son muchas las dificultades que afrontan los jóvenes mexicanos hoy", ha llamado a todos a poner su granito de arena en esta materia para "que no se alejen de la Iglesia".

   "Nuestra apuesta son los principios y la familia como lugar donde podemos ayudarlos a que redescubran o recuperen el sentido de la vida y los valores por los cuales hay que apostar con toda la fuerza, y esto, obviamente, a través del acompañamiento personal", ha concluido.

Para leer más