La OEA aprueba una nueva resolución para condenar la violencia en Nicaragua

El secretario general de la OEA, Luis Almagro
REUTERS / MARY CALVERT - Archivo
Publicado 18/07/2018 22:56:13CET

   MADRID, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) ha aprobado este miércoles una nueva resolución de condena a la ola de violencia desatada hace tres meses en Nicaragua por la represión de las protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega, que ha dejado cerca de 300 muertos.

   En el documento, aprobado por 21 votos a favor, tres en contra y siete abstenciones, la OEA reitera "su enérgica condena y su grave preocupación por todos los actos de violencia, represión y violaciones de Derechos Humanos, incluyendo aquellas cometidos por la Policía, grupos parapoliciales y otros actores contra el pueblo de Nicaragua".

   En concreto, ha condenado "los ataques contra el clero, el hostigamiento a los obispos católicos que participan en el diálogo nacional, y los actos de violencia en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, la sede de Cáritas y otros manifestantes pacíficos".

   En un paso más, el bloque hemisférico insta a las autoridades nicaragüenses a "identificar a los responsables a través de procedimientos legales correspondientes".

   Además, ha urgido "al Gobierno y a todas las partes a que participen activamente y de buena fe en el diálogo nacional, como un mecanismo para generar soluciones pacíficas y sostenibles (...) y el fortalecimiento de la democracia en ese país".

   A Ortega le han pedido "que considere todas las opciones para lograr este objetivo", incluido "un calendario electoral acordado conjuntamente en el contexto del diálogo nacional", y "que colabore para la efectiva implementación de los esfuerzos tendientes a fortalecer las instituciones democráticas en Nicaragua".

   A continuación, el Consejo Permanente ha votado un texto elaborado por Nicaragua, que ha sido rechazado por 20 votos en contra, tres a favor y ocho abstenciones, según informa el diario nicaragüense 'La Prensa'.

   El embajador de Nicaragua, Denis Moncada, ha anunciado que a partir de ahora su Gobierno desconoce cualquier resolución de condena al país emitida por la OEA porque "se está cometiendo una injusticia". "Pretenden condenar 'a priori' de manera ilegal a un Gobierno constitucional, legítimo como es el del presidente Daniel Ortega", ha esgrimido.

   Estados Unidos ha sido uno de los países más combativos. La delegación norteamericana ha conseguido que durante la sesión de este miércoles se proyectara el vídeo '¿Qué sos Nicaragua para dolerme tanto?', en el que se relatan las violaciones de los Derechos Humanos cometidas en Nicaragua desde abril.

   La embajadora de Estados Unidos en la ONU, Nikki Haley, fue muy contundente el martes al afirmar que "ha habido más gente inocente asesinada por Ortega en Nicaragua que por Maduro en Venezuela". "El hemisferio occidental debe estar libre de dictadores, Nicaragua debe volver a la democracia", dijo, según ha informado la misión diplomática en Twitter.

CRISIS EN NICARAGUA

   La protestas comenzaron en abril por una reforma de la seguridad social que aumentaba las contribuciones de empresarios y trabajadores y por primera vez ponía a cotizar a los jubilados, pero poco a poco aumentaron hasta reclamar la "democratización" de Nicaragua.

   Ortega retiró la polémica reforma y ofreció un diálogo con la mediación de la Conferencia Episcopal que después de varias sesiones se ha estancado porque el presidente se niega a abandonar el cargo para dar paso a unas elecciones anticipadas.

   La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que ha visitado varias veces el país en estos tres meses, ha denunciado graves abusos por parte de las fuerzas regulares y de grupos armados afines al Gobierno.