ONU.- La FAO advierte de que la reforma agraria es la principal esperanza para los campesinos sin recursos

Actualizado 01/03/2006 16:01:10 CET

La Conferencia Internacional sobre Reforma Agraria y Desarrollo Rural abordará esta cuestión la próxima semana en Porto Alegre

ROMA, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) subrayó hoy que la reforma agraria supone la principal esperanza para los millones de campesinos sin recursos de todo el mundo ya que les permitiría acceder "de forma estable y equitativa a recursos básicos como la tierra y el agua" y escapar "del hambre y la pobreza".

Según la FAO, tres cuartas partes de los 852 millones de personas que padecen hambre en el mundo viven en zonas rurales y dependen de la agricultura para sobrevivir. Una gran parte de ellos, añade la agencia de la ONU en un comunicado, son campesinos sin tierra o con parcelas tan pequeñas o tan poco productivas que no consiguen alimentar a sus familias.

Por ello, para muchos de ellos la introducción de "nuevas oportunidades de desarrollo rural y procesos de reforma agraria que les permitan acceder de forma estable y equitativa a recursos básicos como la tierra y el agua, pueden suponer una vía de escape al hambre y la pobreza".

Con el objetivo de poner estos temas en el centro del debate, la próxima semana se celebrará en la ciudad brasileña de Porto Alegre la la Conferencia Internacional sobre Reforma Agraria y Desarrollo Rural (CIRADR). La conferencia del 7 al 10 de marzo, organizada por la FAO y con el apoyo financiero y logístico del Gobierno brasileño, contará con la presencia del presiente del país anfitrión, 'Lula' da Silva.

El secretario ejecutivo del CIRADR, Parviz Koohafkan, surbrayó que para alcanzar los Objetivos del Milenio, y en especial el de reducir a la mitad el número de personas hambrientas en el mundo para 2015 y dado que "los más pobres entre los pobres son los campesinos sin tierra de todo el mundo", habrá que tratar de encontrar "soluciones duraderas al desafío del desarrollo rural sostenible del planeta". "Se trata de una cita inaplazable", resaltó.

OBJETIVO DE LA CIRADR

La FAO desea que la CIRADR, teniendo en cuenta que "la reforma agraria debe responder a la realidad de cada país y que no hay una fórmula mágica y única para resolver el problema de la tierra en todo el mundo", sirva para "promover alianzas entre gobiernos, organizaciones campesinas, instituciones internacionales, donantes y la sociedad civil, para asegurar que los más pobres tengan un mayor y mejor acceso a la tierra y a recursos productivos básicos".

La ceremonia inaugural de la conferencia tendrá lugar el lunes 6 de marzo y contará con la presencia del presidente brasileño quien, según la FAO, ha hecho de la lucha contra el hambre y la pobreza rural una de sus principales prioridades. También asistirá el director general de la FAO, Jacques Diouf, y se ha invitado a los jefes de Estado y de Gobierno de los países latinoamericanos.

La CIRADR abordará durante cuatro días un ambicioso programa de reuniones y debates que estarán centrados en torno a cinco temas principales: qué políticas y experiencias han mejorado el acceso a los recursos para los más pobres; cómo mejorar las capacidades de planificación y gestión local de los recursos naturales; identificar nuevas oportunidades de desarrollo para fortalecer a las comunidades rurales; cómo combinar conceptos como reforma agraria, justicia social y desarrollo sostenible; la soberanía alimentaria y su contribución a un acceso más equitativo de los recursos.

Asimismo, se abordarán otros asuntos en comisiones, grupos de trabajo y eventos especiales. La Conferencia concluirá con una Declaración y un Plan de acción. De forma paralela, entre los días 6 y 9 de marzo, tendrá lugar el foro "Tierra, Territorio y Dignidad", organizado por la sociedad civil, en el que está prevista la participación de ONG y movimientos campesinos de todos los continentes.