Publicado 11/05/2015 19:52CET

La ONU recrimina a Paraguay el caso de la niña de 10 años embarazada

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de expertos de Naciones Unidas ha acusado a Paraguay de no actuar con diligencia en el caso de una niña de diez años que se quedó embarazada tras ser violada por su padrastro y que, al menos por el momento, no ha tenido acceso a un aborto terapéutico.

El caso salió a la luz el pasado 21 de abril, cuando la menor acudió junto a su madre a un hospital de Asunción con dolores estomacales. Los médicos descubrieron entonces que estaba embarazada y, el pasado fin de semana, las autoridades lograron detener al padrastro por los supuestos abusos.

La ley sobre aborto en Paraguay sólo autoriza la interrupción del embarazo cuando la vida de la gestante corre un grave peligro y no contempla excepciones en casos de violación o de que el feto sea inviable.

Varios relatores de la ONU especializados en asuntos sobre mujer, atención sanitaria o torturas, entre otros ámbitos, han firmado un documento en el que han acusado a las autoridades del país sudamericano de incurrir en "graves violaciones de los derechos a la vida, a la salud y a la integridad física y mental de la niña, así como sus derechos a la educación".

En este sentido, han lamentado que "a pesar de las solicitudes de la madre y de los expertos médicos" para interrumpir el embarazo, el Estado de Paraguay "ha fallado en tomar medidas para proteger la salud, la integridad física y mental e incluso la vida de la niña de 10 años".

"No se hizo una evaluación interdisciplinaria e independiente en vista de asegurar el interés superior de la niña antes de descartar tratamientos para salvar la vida de la niña, incluso el aborto", han añadido estos expertos, quienes han recordado que el embarazo supone un riesgo en cuerpos que no están todavía lo suficientemente desarrollados.

La ONU ha advertido de que, en América Latina, el riesgo de muerte materna se multiplica por cuatro entre las menores de 16 años. Los embarazos precoces también son peligrosos para el bebé y la tasa de mortalidad se duplica.

Por otra parte, los relatores también han denunciado la "falta de respuesta" de las autoridades paraguayas después de que la madre denunciase los abusos sexuales en 2014. Según este grupo, no tomaron medidas para "evitar la repetición de los abusos" que terminarían derivando en embarazo.

EVALUACIÓN PENDIENTE

Al margen de las críticas, la revisión realizada por los expertos de Naciones Unidas también ha aplaudido la puesta en marcha de un comité multidisciplinar que realizará un examen de salud "integral" de la niña y evaluará "riesgos y recomendaciones" en el ámbito sanitario.

"Llamamos a las autoridades paraguayas a asegurar que este panel de expertos, autorizado recientemente por un juez, evalúe sin demora y de manera objetiva e integral la situación de la niña, teniendo en cuenta su estado de salud física y psicológica y todas las opciones disponibles para proteger sus Derechos Humanos", han destacado.