Actualizado 03/09/2015 21:15 CET

El padre del niño sirio hallado muerto rechaza una oferta de asilo de Canadá


FIRMA: REUTERS

   TORONTO, 3 Sep. (Notimérica) -

   El drama de la inmigración en Europa a causa de la guerra en la zona de Siria, Irak y Turquía continúa. Muchos son los refugiados que intentan huir de esos países para llegar a Europa o América, pero son muchos los que han perecido en el intento.

   Uno de los casos que se han hecho más famosos en los últimos días es el del niño, de nombre Aylan Kurdi, que fue fotografiado muerto en la orilla de una playa turca tras haber naufragado el barco en el que viajaba rumbo a la isla griega de Kos.

   Se ha conocido recientemente que el padre de este chico, Abdulá, había solicitado asilo en Canadá en junio, pero le fue rechazada por complicaciones con las solicitudes desde Turquía, según declaró Teema, hermana de Abdulá, que reside en el país norteamericano.

   Después de que esta tragedia se hiciera viral y todo el mundo se enterase de lo sucedido con la petición, Canadá ha decidido ofrecerle a Abdulá el asilo, pero ahora él se ha negado a aceptarlo.

   "Era una oferta para que yo pueda ir allí. Pero, después de lo ocurrido, no quiero ir. Voy a llevarme los cuerpos primero a Suruç y luego a Kobane. Pasaré el resto de mi vida allí", ha declarado Abdulá a medios de comunicación turcos.

   Por último, el padre del niño ha pedido a la comunidad internacional que ponga fin al sufrimiento de los miles de refugiados: "Quiero que el mundo entero nos escuche desde Turquía, donde hemos llegado escapando de la guerra", agregó.

LOS REFUGIADOS LLEGAN EN MASA A TURQUÍA.

   Actualmente son casi dos los millones de refugiados que huyendo del conflicto han entrado en Turquía, la cual solo tiene capacidad para alojar a alrededor de 250.000 personas en los campos de refugiados.

   El Gobierno turco ha invertido cerca de 7 millones de dólares en ayudar a estos refugiados, pero cada día llegan más y más, y la Unión Europea está buscando opciones para repartir entre los países miembros a todos los refugiados mientras dure el conflicto.