Actualizado 16/11/2015 19:45:40 +00:00 CET

¿Qué países latinoamericanos son miembros del G20?

   MADRID, 16 Nov. (Notimérica) -

   El Grupo de los Veinte (G-20) es un foro compuesto por 19 países --más la Unión Europea-- donde se reúnen anualmente los distintos jefes de Estado o Gobierno, gobernadores de bancos centrales y ministros de finanzas para debatir sobre asuntos económicos como el fortalecimiento de la economía global, la reforma de las instituciones financieras internacionales o poner en práctica diferentes reformas económicas que necesite cada miembro.

   Surgido en 1999, este grupo está compuesto por algunos de los países más industrializados, Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido --que componen el G7--, Rusia (G8) más otros 11 países que son: México, Brasil, China, Sudáfrica, India (G5), Arabia Saudí, Argentina, Corea del Sur, Australia, Indonesia y Turquía. España, aunque no es miembro del G20, es invitado permanente.

   Además, en el foro también participan siete organismos internacionales: el Consejo de Estabilidad Financiera, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, la Organización de las Naciones Unidas, la Organización Internacional del Trabajo, la Organización Mundial del Comercio y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

   Pero, ¿por qué están estos tres países latinoamericanos --México, Brasil y Argentina-- en este influyente grupo? Una de las razones, por supuesto, es que estos tres países son emergentes, y este tipo de naciones suponen una parte relevante del comercio y el producto internacional y juegan un rol significativo en la solución a la crisis.

   "Ninguna decisión que se adopte tendrá suficiente legitimidad si no cuenta con el apoyo los emergentes porque éstos constituyen una porción cada vez más significativa del Producto Interno Bruto mundial", explica a 'BBC Mundo' Fedrico Steinberg, economista del Real Instituto Elcano de Madrid.

ARGENTINA

   El diario argentino 'La Capital' exponía en 2013 una serie de razones, argumentadas por las autoras Diana Tussie y Melisa Deciancio, por las que este país forma parte del selecto 'club'.

   Según las escritoras argentinas, esto se debe a varias razones fundamentales. En primer lugar, destacan la importancia de las buenas relaciones que mantuvo el Gobierno de Carlos Menem --1989 a 1999-- con los países desarrollados, es especial con Estados Unidos.

   Otro aspecto fundamental está relacionado con la economía. La crisis financiera desatada en 1998 y su posterior recesión, añadida a la experiencia vivida por las economías mexicana, asiática, rusa y la devaluación brasileña de 1999, hacían temer efecto dominó hacia la ya debilitada economía argentina, por lo que una participación del país en el grupo permitiría un mayor control y era vista como una forma de proveer recomendaciones en caso de que la crisis se manifestara.

   Otro temor era las posibles repercusiones que podía conllevar en el sistema financiero internacional la cesación de pagos de la deuda argentina. A todo esto hay que añadir que este país es un gran productor y exportador de biocombustibles y de alimentos, además de albergar importantes reservas energéticas y de recursos naturales.

BRASIL

   Brasil, como miembro del BRICS -- Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica--, encabeza las economías emergentes lationamericanas. Las naciones del BRICS tienen en común una gran población, un enorme territorio --, lo que les proporciona dimensiones estratégicas continentales y una gigantesca cantidad de recursos naturales-- y haber experimentado un fuerte crecimiento de su PIB en los últimos años.

   Según el economista global en Goldman Sachs Jim O'Neill, el potencial económico de Brasil, Rusia, India y China es tal que pueden convertirse en las cuatro economías dominantes alrededor del 2.050. Además, estima que tendrán más del 40% de la población mundial.

   Por otra parte, según el portal económico colombiano 'Portafolio', la propia presidenta de Brasil, Dilma Roussef, afirmaba en 2014 que su país era de los pocos del grupo que no tenían déficit fiscal (17 países) además de tener una deuda líquida del 35%, mientras que la media del grupo se situaba en el 60%.

MÉXICO

   En 1994, México sufría la crisis económica conocida como el 'error de diciembre' --a nivel mundial se bautizó como la 'crisis del tequila' por su repercusión internacional--, provocada por la falta de reservas internacionales, causando la devaluación del peso mexicano durante los primeros días del sexenio de Ernesto Zedillo.

   El peso mexicano se devaluó más de un 100%, el PIB cayó en un 6.2%, los bancos y miles de desempleados quebraron, y de un día para otro varios mexicanos vaciaron 4.633 millones de dólares de las reservas internacionales.

   Pero México se recuperaba y comenzaba a experimentar un crecimiento anual del 4.85%, llegado a niveles del 5,1% entre 1995 y el 2000. Algunos de los motivos fueron la estabilidad económica, los altos precios del petróleo y el dinamismo de las exportaciones y de la demanda interna.

   Entre 2002 y 2005, el PIB per cápita mexicano en valores nominales fue el más elevado de América Latina, superado solamente a partir de 2006 por Chile. Actualmente, su PIB nominal se sitúa en el 11º puesto.

   Otros datos que destacan la relevancia a nivel económico del país mexicano es que es el quinto mayor productor de petróleo a nivel mundial, su sector servicios --transporte, comercio, hoteles, telecomunicaciones, etc.-- es el segundo más grande de Latinoamérica medido en dólares, y en cuanto al turismo, es el octavo país más visitado del mundo.

    Además, es uno de los países más abiertos al comercio, una potencia comercial según el valor de las mercancías y el país con el mayor número de tratados de libre comercio (TLC), entre los que se incluye el TLCAN de 1994 con Estados Unidos Canadá o el TLC del 2000 con la Unión Europea.

   Por otro lado, es observador de Mercosur --un proyecto de integración económica fundada en 1991 por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay-- y miembro de la Alianza del Pacífico, un bloque comercial que comenzó en 2011 entre Chile, Colombia, Perú y el país mexicano.