Actualizado 24/10/2015 11:59 CET

Las paletas mexicanas, el último fenómeno gastronómico en Brasil

Helado Monterrey
HELADOS MONTERREY

   RIO DE JANEIRO, 24 Oct. (Notimérica) -

   Las paletas mexicanas, helados a base de fruta natural originarios de México, se han convertido en los últimos meses en todo un fenómeno gastronómico en Brasil, donde se han abierto cientos de puntos de venta -la mayoría franquicias- que aprovechan la moda y la llegada del calor.

   La llegada de las paletas a Brasil es muy reciente, y aunque el concepto es el mismo que el helado mexicano la mayoría de marcas ha hecho pequeños cambios para adaptarse al gusto brasileño, como poner rellenos de leche condensada o Nutella.

   Es el caso de Helados Monterrey, una de las primeras empresas en explotar este segmento de negocio. En 2013 mandó seis meses a México a su "consultor de recetas y sabores", Gabriel Peitruck, según ha explicado a Notimérica el director general de Helados Monterrey, Pablo Rocha.

   De allí surgieron hasta 18 tipos diferentes de paletas, con combinaciones de sabores como fresa con leche condensada, piña con menta o plátano con chocolate.

   Además de presumir de no usar colorantes ni conservantes todas las marcas cuidan especialmente la presentación y el 'packaging', ya que las paletas no son baratas, se dirigen a un comprador de clase media-alta.

   Desde entonces el crecimiento fue exponencial. La fábrica de Helados Monterrey en las afueras de Salvador de Bahía produce 100.000 helados al día y la previsión es que en 2015 cuenten con 100 puntos de venta por todo el país y facturen 40 millones de reales (10,4 millones de dólares), según Rocha.

   Una de las claves del 'boom' de las paletas mexicanas es la diversidad de los modelos de negocio, ya que empresas como Los Paleteros, por ejemplo, vende los helados en tiendas propias, pero también en miniquioscos, máquinas de 'vending', en 'food trucks', y hasta hace entregas a domicilio.

   Palecolé -que hace un juego de palabras entre paleta y picolé, como se conoce a los helados de hielo en Brasil- es otra de las marcas nacidas al calor de la moda. Su director operacional, Anderson Gálvez, explicaba a Notimérica que tras un crecimiento exponencial parece que las cosas están volviendo a su sitio.

   "El año pasado fue una locura. Había más de 500 fábricas de paletas en todo Brasil. Hay quien cree que es una moda y que pasará, como ocurrió con las yogurterías. Yo creo que no. Las paletas han venido para quedarse, llenan un nicho de negocio que hasta ahora no existía", explica.