Panamá.- Destituida la directora de la cárcel panameña en la que murieron 13 presos en un motín

Publicado 08/01/2020 13:09:12CET
El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo
El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo - TWITTER - Archivo

MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Panamá ha ordenado destituir a la directora de la cárcel La Joyita, Alexandra Vence, y abrir procesos administrativos contra varios responsables del centro penitenciario por los sucesos del 17 de diciembre, cuando 13 presos murieron y otros 14 resultaron heridos por un motín.

El presidente panameño, Laurentino Cortizo, ordenó entonces a los ministros de Gobierno, Carlos Romero, y de Seguridad Pública, Rolando Mirones, que investigaran lo ocurrido y le entregaron un informe completo en dos semanas, algo que hicieron el martes en una comparecencia.

Romero y Mirones informaron de que Vence ha sido destituida por incumplimiento de funciones y de que se han abierto procesos administrativos de carácter disciplinario contra el entonces jefe de Seguridad Externa de La Joyita, Isamel Argüelles, y contra el entonces subcomisario de la policía Nacional, José Vidal, en ambos casos por no adoptar las medidas preventivas necesarias para evitar un motín de este tipo.

No obstante, han determinado que no hay pruebas suficientes para actuar de la misma forma contra los entonces director y el subdirector del Sistema Penitenciario, Walter Hernández y Luis Gordón, respectivamente.

A excepción de Vence, Cortizo había ordenado cesar temporalmente a los funcionarios implicados. "Vamos a investigar a todos los responsables de lo ocurrido, se les harán las pruebas necesarias y los que no pasen serán destituidos", anunció en Twitter.

Por otro lado, la investigación preliminar de los ministro ha confirmado que el motín se debió a un ajuste de cuentas entre miembros de la misma pandilla. Las armas utilizadas, entre ellas fusiles de asalto AK-47, estaban escondidas en un agujero que los presos habían excavado dos años antes aprovechando los cánticos de la hora del culto para ocultar el ruido y se habrían introducido desde fuera de La Joyita gracias a las malas condiciones del perímetro externo.

"La cerca perimetral se encuentra deteriorada o en algunas zonas es nula, las torres de vigilancia se cayeron y otras no son aptas para utilizarlas porque representan un peligro para los agentes policiales y la totalidad de los centros son inadecuados, lo que impide la resocialización de los internos", ha lamentado Mirones, según informa el diario panameño 'La Estrella'.

En este contexto, los ministros han propuesto un plan para hacer mejoras estructurales y renovar equipos en La Joyita y una ley para crear el Servicio de Seguridad Penitenciaria para evitar futuros motines.

De acuerdo con Mirones, entre 2014 y 2018 se produjeron 146 fugas de las cárceles panameñas y hubo 135 muertos por actos violentos. En los primeros seis meses de 2019, se registraron 30 fugas y 23 muertos.