Actualizado 26/11/2015 15:26 CET

Pandilleros provocan la muerte de 15 personas en localidades hondureñas

   TEGUCIGALPA, 26 Nov. (Notimérica) -

   Dos episodios consecutivos de violencia han tenido lugar esta semana en las localidades hondureñas Choloma y Comayagüela, donde pandillertos atacaron una terminal de autobuses y una zona residencial, respectivamente. Los incidentes se han saldado con un total de quince muertos.

   El primero de los sucesos tuvo lugar en la terminal de autobuses situada en el sector de la López Arellano, en Choloma, Cortés, al norte de Honduras, según informó el diario hondureño 'La Prensa'.

   Un grupo de pandilleros entró en la terminal y comenzó a disparar, pero no hubo bajas entre los pasajeros. El ataque iba dirigido al personal de la estación, presuntamente, por negarse a pagar el "impuesto de guerra", una extorsión que exigen las pandillas que operan en Honduras para financiar sus asaltos. En ese sentido, los conductores de la terminal han señalado que ya han sido amenazados anteriormente por estas bandas criminales que operan en la zona.

   En Comayagüela, parte del Distrito Central hondureño junto a Tegucigalpa, fallecieron otras siete personas que fueron sacadas de sus propias viviendas en la madrugada de este miércoles pero aún se desconocen los motivos.

   Según informó el portavoz de la Policía Nacional de Honduras, Leonel Sauceda, las siete víctimas "fueron sacadas de tres casas diferentes y las mataron en un solo lugar".

   Asimsimo, 'El Heraldo' de Honduras informó de una nueva muerte producida horas después en la séptima avenida de Comayagüela, donde un vendedor ambulante fue asesinado repentinamente.

   El proceso de búsqueda de los pandilleros de ambas localidades sigue su curso, pues estos continúan en paradero desconocido. Con intención de acelerar las investigaciones en Choloma, las autoridades han ofrecido una recompensa por cualquier dato significativo que permita dar con el paradero de los pandilleros.

   Por su parte, el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, ha mostrado su solidaridad con los familiares de los fallecidos y ha asegurado que "los criminales no les van a detener, porque son un pueblo que desea vivir en paz".