Publicado 28/05/2020 10:56CET

El Papa aboga por construir una "cultura de la vida" que proteja la dignidad de todos

   ROMA, 28 May. (EUROPA PRESS) -

   El Papa ha abogado por construir una "cultura de la vida" que proteja la dignidad de todos en un mensaje a los obispos del Reino Unido con motivo de la Jornada de la Vida en el que pide por la protección de los más vulnerables en el contexto de la actual crisis sanitaria.

   "Que la actual crisis sanitaria lleve a una mayor comprensión del imperativo moral de construir una cultura de la vida atenta a la protección y promoción del bienestar integral de todos los hijos de Dios, empezando por los más vulnerables", ha manifestado Francisco.

   La edición 2020 de la Jornada de la Vida, la iniciativa anual promovida por la Conferencia Episcopal Británica y Galesa (Cbcew), junto con los obispos escoceses e irlandeses, para concienciar a la población de las Islas Británicas "del significado y el valor de la vida humana en todas sus etapas y condiciones" tendrá como lema 'Elige la vida'. El evento debía celebrarse el 31 de mayo en Escocia, el 21 de junio en Inglaterra y Gales y el 7 de octubre en Irlanda pero, debido a la actual emergencia del coronavirus, las fechas probablemente se pospondrán.

   En su mensaje, firmado por el Secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin, el Papa ha subrayado que la elección del lema 'Elige la vida' es particularmente apropiado en el contexto del 25º aniversario de 'Evangelium Vitae', la encíclica de San Juan Pablo II sobre el valor y la inviolabilidad de la vida humana.

   En el mensaje, dirigido a Monseñor John Sherrington, jefe del departamento por vida de la Cbcew, Francisco también ha pedido oraciones por todas las familias, los voluntarios y los trabajadores de la salud que están comprometidos, "a menudo heroicamente", con el cuidado y la recuperación de los sufrimientos del Coronavirus, y por todos aquellos que, mientras continúa la "pandemia de la pobreza y de la guerra", trabajan "para defender el valor y la dignidad que Dios ha dado a cada persona humana".

   En nombre de los obispos ingleses y galeses, Monseñor Sherrington ha expresado su gratitud por la bendición del Papa Francisco a la iniciativa. "Su mensaje --ha afirmado-- nos da esperanza y renueva nuestro compromiso y acción por el instinto humano más fundamental: el de la protección del misterio de la vida en cada etapa". "Este año --ha explicado el auxiliar de Westminter-- el mensaje de la Jornada de la Vida se centra en el cuidado del niño por nacer y de las mujeres embarazadas", para que "las mentes y los corazones puedan abrirse al verdadero don y maravilla que es cada nueva vida en el seno materno". El prelado también ha expresado la gratitud de los obispos a todos aquellos que "trabajan sin cesar para que esta vida esté protegida de manera más completa por la legislación".

   Como cada año, la Conferencia Episcopal Británica y Galesa ha puesto a disposición en el sitio web de la "Jornada de la vida" diversos materiales: oraciones, información sobre el apoyo disponible para las madres y sus hijos y algunos testimonios significativos de mujeres que han abortado y de personas tocadas por el drama del aborto.