Publicado 27/05/2020 19:20CET

El Papa abre las puertas a la beatificación de Paulina Jaricot, fundadora del Domund

   MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

   El Papa Francisco ha aprobado este miércoles 27 de mayo el decreto necesario para la beatificación de Paulina María Jaricot, la iniciadora de la Obra de la Propagación de la Fe, una de las Obras Misionales Pontificias (OMP), conocida en España como Domund.

   La Congregación para las Causas de los Santos ha confirmado un milagro atribuido a Jaricot, la curación de una niña de 3 años, lo que abre el camino a los altares de esta joven laica francesa cuya "gran inspiración fue crear un sistema de ayuda 'en red', que manifestara la universalidad y la comunión de la Iglesia", según informa OMP.

   Su Obra fue reconocida por el Papa Pio XI como un instrumento valioso para toda la Iglesia, y fue asumida como pontificia en 1922. De su legado destaca la Jornada del Domund, con la que la Iglesia sostiene a los 1.111 territorios de misión que se extienden por todo el mundo.

   "Paulina es un regalo para la Iglesia", ha afirmado el director de OMP España, José María Calderón. Según ha recordado, Paulina Jaricot "pasó desapercibida en su tiempo" pero fue "la promotora más eficaz del amor a la misión y de la ayuda a los misioneros".

   Paulina Jaricot fue una mujer laica francesa nacida el 22 de julio de 1799 en una familia de ricos industriales. Recibió una educación cristiana y tras varios acontecimientos personales y después de escuchar una predicación en la cuaresma de 1816, decidió vestirse como las obreras de Lyon por solidaridad con su pobreza.

   Movida por el deseo de ayudar a su hermano Fileas, seminarista que se preparaba para ser misionero en China, decidió dedicarse a las misiones, informando de las necesidades de los misioneros y buscando su sostenimiento. Se empeñó en la tarea de formar grupos de diez en diez personas, que se comprometían a rezar por las misiones, y a dar un pequeño donativo.

   Esta iniciativa, que comenzó con mujeres obreras, pronto se fue extendiendo entre gente humilde por toda Francia. Así, en 1822 nació oficialmente la Obra de la Propagación de la Fe, que pronto llegó a otros países.

   El impulso del Papa León XIII contribuyó de manera especial a su difusión universal. En 1922 Pío XI le concedió el título de Pontificia y, en España, es más conocida como DOMUND, en referencia al Domingo Mundial dedicado a las misiones que la Iglesia instituyó gracias a Paulina.

   En 1826, alentada por el éxito de su enfoque personal en la organización de la Obra Misional a través de la creación de pequeños grupos, Paulina utilizó el mismo criterio para iniciar y organizar el Rosario Viviente, una iniciativa que también se extendió por todo el mundo.