Publicado 25/12/2019 12:44CET

El Papa y el arzobispo de Canterbury envían deseos de paz para Sudán del Sur y su intención de visitar el país en 2020

ROMA, 25 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Papa, el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, y el exmoderador de la Iglesia Presbiteriana de Escocia John Chalmers han instado a los líderes de Sudán del Sur a que implementen los Acuerdos de Paz firmados en 2018 y han expresado su deseo de viajar al país el año que viene.

En el mensaje, un gesto inédito en la agenda del Papa en Navidad, se lee: "Con motivo de la Navidad y el comienzo del Año Nuevo, deseamos ofrecer a usted y al pueblo de Sudán del Sur los mejores deseos de paz y prosperidad, asegurando nuestra cercanía a sus esfuerzos para la pronta implementación de los Acuerdos de Paz".

Y, además, han instado a que se cumpla "un compromiso renovado en el camino de la reconciliación y la fraternidad" al tiempo que han invocado bendiciones "para toda la nación". Así, los tres líderes religiosos han escrito: "Deseamos enviar a ustedes a todo el pueblo de Sudán del Sur nuestros mejores deseos de paz y de prosperidad".

El noviembre, el Vaticano confirmó que el Papa viajará a Sudán del Sur "si la situación política lo permite" y si se respetan "los recientes acuerdos" para crear un gobierno de coalición que fueron impulsados por el propio Pontífice en una cita diplomática histórica en el Vaticano con el presidente Salva Kiir Mayardit, y el principal dirigente de la oposición, Riek Machar Teny Dhurgon.

Durante la histórica cita en el Vaticano en abril del año pasado el Papa pidió a los líderes de Sudán del Sur que se peleen en la oficina, pero que tengan "las manos unidas ante el pueblo" concebida para llevar a cabo la reconciliación del país africano, sumido en una guerra civil desde finales de 2013 que ha provocado 400.000 muertos y la huida de más de cuatro millones de personas.

El Pontífice ya había expresado su intención de viajar al país africano en marzo de este año con la condición de que se dieran las condiciones apropiadas. El viaje ya había sido cancelado en mayo de 2017 al no estar garantizada la seguridad del Papa y de los fieles que participarían en los eventos.

Francisco también confirmó su intención de realizar este viaje en el discurso pronunciado el 11 de abril en la Casa Santa Marta durante el retiro espiritual en el que participaron autoridades civiles y eclesiásticas de Sudán del Sur.

El conflicto en Sudán del Sur se convirtió en guerra civil abierta en diciembre de 2013 debido a las dificultades para la convivencia entre las diferentes etnias y culturas del país, en especial entre los pueblos dinka, a la que pertenece el presidente Salva Kiir, y el pueblo Nuer, cuyos líderes son los principales opositores al oficialismo. En agosto de 2015 se firmó un acuerdo de paz, pero en julio de 2016 se reanudaron los enfrentamientos con mayor violencia.

La guerra ha provocado una grave crisis económica que, junto con los efectos de la sequía y el latente conflicto con su vecino Sudán por el control de las materias primas del norte del país, ha generado una gran hambruna.