El Papa defenderá que la política se ponga al servicio de la paz en su sexta Navidad

El Papa Francisco en una audiencia en el Vaticano
REUTERS / MAX ROSSI
Publicado 23/12/2018 12:24:30CET

   ROMA, 23 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El Papa defenderá que la política se ponga al servicio de la paz en su sexta Navidad como pontífice que comenzará, como es habitual, con la celebración en el Vaticano de la Misa de Gallo.

   En su mensaje para la Jornada Mundial de la Paz que la Iglesia católica celebra el primer día del año, Francisco subrayará la importancia de que los políticos protejan los derechos de los más vulnerables de la sociedad e insten al "diálogo entre los actores de la sociedad, entre las generaciones y entre las culturas".

   "No hay paz sin confianza recíproca. Y la confianza tiene como primera condición el respeto de la palabra", señaló el Dicasterio para el servicio del Desarrollo Humano Integral, en un comunicado en el que la Oficina de Prensa de la Santa Sede reveló el tema para la 52° Jornada Mundial de la Paz que tendrá lugar el 1 de enero del 2019. En este sentido se espera que los discursos del obispo de Roma estén impregnados de alguna manera de este espíritu.

   El pontífice hará pues hincapié en que el compromiso político debe poner atención en "el futuro de la vida y del planeta, de los más jóvenes y de los más pequeños".

   El año pasado, en cambio, pidió defender y proteger a los migrantes y refugiados y "no sofocar sus expectativas de paz". "Es importante que, por parte de todos, instituciones civiles, realidad educativa, asistencial y eclesial, haya un empeño para asegurar a los refugiados, a los migrantes, a todos, un futuro de paz", aseguró entonces.

   Otro de los mensajes más importantes del Papa es la bendición 'Urbi et Orbi' -que se imparte además de en Navidad en Semana Santa y tras la elección de un Pontífice-. Será el día 25, día de Navidad, cuando Francisco se asome al balcón central de la basílica vaticana e imparta a los 1.200 millones de católicos del mundo su bendición 'urbi et orbi', en un contexto de ascenso de los populismos de extrema derecha. Está previsto que el Papa se dirija "a la ciudad y al mundo" y que reitere su petición para que se ponga fin a las situaciones de guerra e injusticias en todo el mundo.

   Un día antes, el Papa presidirá a las 21:30 horas la misa del Gallo en la Basílica de San Pedro. El 31 de diciembre celebrará las vísperas y el Te Deum en acción de gracias por el año que termina y la primera celebración del 2017 tendrá lugar el mismo 1 de enero, Solemnidad de María Santísima, Madre de Dios, y 50 Jornada Mundial de la Paz. El Papa celebrará una misa a las 10:00 en la basílica de San Pedro. Mientras que el miércoles 6 de enero presidirá la eucaristía de la solemnidad de la Epifanía del Señor.

   En sus consideraciones sobre el sentido de la Navidad el año pasado el Papa clamó por la paz y la seguridad en un mundo "azotado por vientos de guerra" y denunció que hay un modelo de desarrollo "caduco".

   Francisco aprovechó su mensaje de Navidad del 2017 para recordar la violencia que se vive en el mundo al hacer un repaso de las zonas geográficas que están siendo golpeadas por algún tipo de conflicto violento como Tierra Santa, Siria, Irak, Yemen, Burundi, República Democrática del Congo, República Centroafricana, Nigeria, Somalia, Sudán del Sur, Ucraina, Myanmar, Bangladesh, la península coreana o Venezuela.

   El Vaticano adelantó la Navidad el pasado 7 de diciembre cuando iluminó el abeto rojo del bosque de Cansiglio, en la localidad de Pordenone (norte). El árbol (que tiene unos 21 metros de altura, un diámetro de 50 centímetros y una circunferencia máxima de unos 10 metros en la base) proviene de la zona que sufrió fuertes inundaciones a finales de noviembre.

   El Vaticano también inauguró un enorme nacimiento creado partir de 700 toneladas de arena, provenientes de la región montañosa de Los Dolomitas. Los escultores comenzaron a finales de noviembre a esculpir el monumental pesebre en la célebre plaza de San Pedro del Vaticano.