Publicado 15/10/2021 13:48CET

El Papa denuncia que 3.000 millones de personas pasan hambre en el mundo y pide superar la "fría lógica del mercado"

09 October 2021, Vatican, Vatican City: Pope Francis speaks during the audience for the participants in the preparatory Interparliamnetary meeting of COP26 at Paul VI hall. Photo: Evandro Inetti/ZUMA Press Wire/dpa
09 October 2021, Vatican, Vatican City: Pope Francis speaks during the audience for the participants in the preparatory Interparliamnetary meeting of COP26 at Paul VI hall. Photo: Evandro Inetti/ZUMA Press Wire/dpa - Evandro Inetti/ZUMA Press Wire/d / DPA

ROMA, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha denunciado la "paradoja" que supone que 3.000 millones de personas pasen hambre en el mundo mientras que 2.000 millones padecen "sobrepeso u obesidad" al tiempo que ha instado a superar la "fría lógica del mercado" para combatir la malnutrición.

"Es necesario superar lógica de mercado, centrada ávidamente en el mero beneficio económico y en la reducción de los alimentos a una mercancía más y en la reducción de los alimentos a una mercancía más, y afianzar la lógica de la solidaridad", ha señalado el Pontífice en el discurso que ha dirigido por vídeomensaje a la Organización de la ONU para la Alimentación y Agricultura (FAO) con motivo del Día Mundial de la Alimentación.

En el acto también participan de forma virtual la reina Letizia, embajadora de Buena Voluntad de FAO para la nutrición, el presidente de la República italiana, Sergio Mattarella y el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado Quesada.

Francisco ha pedido cambiar los "estilos de vida y prácticas de consumo cotidianas" e "instar a productores y consumidores a tomar decisiones éticas y sostenibles, y concienciar a las generaciones más jóvenes del importante papel que desempeñan para hacer realidad un mundo sin hambre". "Cada uno de nosotros puede brindar su aportación a esta noble causa, empezando por nuestra vida cotidiana y los gestos más sencillos", ha dicho.

En este sentido, ha observado que la contribución de los pequeños productores "es crucial" y que "facilitando su acceso a la innovación, que, aplicada al sector agroalimentario, puede reforzar la resistencia al cambio climático, aumentar la producción de alimentos y apoyar a quienes trabajan en la cadena de valor alimentaria".

Así, considera que la pandemia puede dar "la oportunidad de cambiar el rumbo e invertir en un sistema alimentario mundial que pueda hacer frente con sensatez y responsabilidad a futuras crisis".