Publicado 18/11/2020 11:33CET

El Papa dice que los fieles "humildes" no rezan "enfadados" por los problemas de cada día, sino con el "corazón abierto"

ROMA, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha puesto de ejemplo a la Virgen María, de la que ha resaltado su "natural intuición femenina" que se ponía de manifiesto "por su singular unión con Dios en la oración" al señalar que rezaba "en actitud de apertura", al tiempo que ha evidenciado que los fieles "humildes" no rezan "enfadados" por los problemas de cada día, sino con el "corazón abierto".

"No hay mejor forma de rezar que ponerse como María en una actitud de apertura: "Señor, lo que Tú quieres, cuando Tú quieres y como Tú quieres". ¡Cuántos creyentes viven así su oración! No enfadándose porque los días están llenos de problemas, sino yendo al encuentro de la realidad y sabiendo que en el amor humilde, ofrecido en cada situación, nos convertimos en instrumentos de la gracia de Dios", ha destacado Francisco.

El pontífice ha hecho estas consideraciones durante la audiencia general de este miércoles que ha celebrado en la Biblioteca Apostólica sin presencia de fieles, una medida adoptada a finales de octubre para prevenir los contagios en el Vaticano después de que uno de los peregrinos presentes en la catequesis del pasado 21 de octubre diera positivo al coronavirus.

El Papa ha dicho que la "humildad es esencial" en la oración porque "abre el corazón" y por tanto lo hace "abierto a la voluntad de Dios". Así, ha aconsejado rezar como lo hacía María: "Señor, lo que tú quieras y cuando tú quieras".

Contador