Publicado 10/05/2015 18:52CET

El Papa Francisco: "un aplauso para todas las madres vivas o que nos acompañan en espíritu"

El Papa Francisco dando la bendición  "Urbi et Orbi" el Domingo de Resurrección
ALESSANDRO BIANCHI / REUTERS

ROMA, 10 May. (Notimérica) -

El Papa Francisco ha pedido en su rezo de este domingo a los más de 50.000 fieles congregados en la Plaza de San Pedro del Vaticano, dedicar un aplauso a todas las madres, "a las vivas y a las que nos acompañan espiritualmente", por la celebración de su día en gran parte del mundo.

"Hoy, en tantos países se celebra el Día de la Madre y recordamos con gratitud y afecto a la mamás, confiándolas a la madre de Jesús", ha pronunciado el Papa en italiano.

"Ahora me dirijo a todas las madres que están en esta plaza.¿Hay alguna? Un aplauso para todas ellas", añadió el Pontífice, improvisando en su discurso.

Refirió sobre este aplauso, levantado desde la plancha asfáltica, que abrazase a todas "las queridas madres", tanto quienes viven como las que "nos acompañan espiritualmente", y al Señor que "las bendiga y la Virgen las proteja".

Al comienzo de la oración, el Papa Francisco reflexionó sobre el pasaje bíblico en el que se dice: "Amaos los unos a los otros, como yo os he amado". Así, explicó que el amor de Dios va ligado al amor entre adultos y niños, cultos e ignorantes, ricos y pobres, justos y pecadores.

"La palabra del Señor nos llama a querernos los unos a los otros, aunque no siempre nos comprendamos ni siempre estemos de acuerdo".

Finalmente, invitó a traducir este amor con pequeños gestos posibles todos los días, ya sea con un anciano, un niño, un enfermo, con una persona sola y con problemas, sin casa, sin trabajo, inmigrante, refugiada o hacia una madre.