Publicado 30/03/2021 11:56CET

Papa Francisco.- El cardenal Robert Sarah pide al Papa que permita celebrar misas individuales en San Pedro tras ser prohibidas

Archivo - El cardenal Robert Sarah durante su ponencia en la Catedral
Archivo - El cardenal Robert Sarah durante su ponencia en la Catedral - EUROPA PRESS/DIOCESIS DE CORDOBA - Archivo

ROMA, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

El cardenal guineano Robert Sarah, exprefecto de la Congregación para el Culto Divino, ha pedido al Papa que permita la celebración de misas individuales en los diferentes altares de la basílica de San Pedro después de que la Secretaría de Estado las prohibiera.

"Suplico humildemente al Santo Padre que disponga el retiro de las recientes normas dictadas por la Secretaría de Estado, las cuales faltan tanto a la justicia como al amor, no corresponden a la verdad ni al derecho, y no facilitan, sino que más bien ponen en peligro el decoro de la celebración, la participación devota en la misa y la libertad de los hijos de Dios", ha asegurado Sarah en una carta publicada en el blog de un periodista italiano.

Sarah ha lamentado la decisión de la secretaría de Estado, que ha calificado como "una violencia inusitada". "El decoro de la liturgia no se obtiene en forma automática imponiendo la concelebración y prohibiendo simplemente la celebración individual de la misa", ha dicho.

Así, señala que el Magisterio recomienda a los sacerdotes que celebren de manera cotidiana, pues así "fluye una gran cantidad de gracias para el mundo entero".

"¡Muchos sacerdotes vienen a Roma en peregrinación! Es muy normal que ellos, aunque no tengan un grupo de fieles que les siga, alimenten el sano y hermoso deseo de poder celebrar la misa en San Pedro, quizás en el altar dedicado a un santo por el que tienen especial devoción", indica.

La Secretaría de Estado público el pasado 12 de marzo la nueva regulación diseñada para cumplir con las restricciones de COVID-19 en un momento en el que Italia fortaleció nuevamente sus medidas contra la pandemia. Sin embargo, se desconoce si la nueva norma se extenderá de forma permanente. En la carta, se deja claro que los cambios están destinados a garantizar que "las Santas Misas en la Basílica de San Pedro se lleven a cabo en un clima de recogimiento y decencia litúrgica". Hasta ahora, los sacerdotes podían usar cada mañana los 45 altares y las 11 capillas de la Basílica de San Pedro para celebrar la misa diaria.

Las medidas también incluyen la obligación de que las misas se celebren con la presencia de lectores y cantores. Otro cambio es que la misa celebrada en la forma extraordinaria del rito romano se limitará a la Capilla Clementina en la Gruta del Vaticano.

Otros dos cardenales que también se han opuesto a la medida son los alemanes Gerhard Ludwig Müller y Walter Brandmüller.

Contador