Publicado 03/11/2021 18:15CET

Papa Francisco.- El nuncio del Papa en España, a los religiosos: "Nadie puede sentirse al margen del camino sinodal"

El nuncio del Papa en España, Bernardito Auza.
El nuncio del Papa en España, Bernardito Auza. - CONFER

MADRID, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

El nuncio del Papa en España, Bernardito Auza, ha subrayado que "nadie puede sentirse al margen" del camino sinodal inaugurado en Roma por el Santo Padre el pasado día 17 de octubre y abierto en todas las diócesis del mundo sobre el tema 'Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión'.

"Nadie puede sentirse al margen de este camino sinodal, ya en marcha en la presente etapa dedicada a escuchar a las Iglesias locales y demás realidades eclesiales, como es vuestro caso. El Sínodo espera vuestras aportaciones según la forma propia de vuestros diversos Institutos", ha subrayado Auza este miércoles en la apertura de la XXVII Asamblea General de la Conferencia Española de Religiosos (CONFER).

El nuncio del Papa en España ha destacado el lema que la CONFER ha escogido para este año --'Señor, ¿qué quieres de nosotros hoy?'-- porque expresa una "actitud dócil" que, a su juicio, "es conveniente en un contexto social en el que, aunque aún no se canta 'victoria', sin embargo, sí que se experimenta, gracias a Dios, el inicio de una situación 'post-covid-19'".

También se ha referido, desde el marco "sinodal", a tres acontecimientos que, al mismo tiempo acontecen en la Iglesia en España, y que proceden de la vida religiosa: el Año Dominicano, con ocasión del Tránsito de Santo Domingo; el Año Ignaciano, con ocasión de su conversión, y el 50 aniversario de la Proclamación de Santa Teresa de Jesús como Doctora de la Iglesia.

"Se trata de exponentes de la gran vitalidad de la vida consagrada en España que comparten, absolutamente, el mismo amor a la Iglesia, el mismo dolor por la situación de los cristianos, la misma determinación de servir y, también, de obedecer a la Iglesia, y la misma urgencia misionera. La vida consagrada ha servido de reforma en la vida del Pueblo de Dios", ha asegurado Auza, añadiendo que "la vida religiosa debe volver a responder entorno a su propia naturaleza, y a fortalecer la propia razón de su existencia".

Por su parte, la presidenta de la Conferencia Española de Religiosos (CONFER), María Rosario Ríos, ha iniciado su discurso dando las gracias a los religiosos y religiosas que se han vuelto a reunir presencialmente, tras más de un año y medio de pandemia en la que han sentido "desconcierto, incertidumbre, dolor, desgaste y cansancio".

"Este tiempo denso en el que hemos sufrido, reflexionado mucho. Este tiempo que ha estado tejido de búsqueda y discernimiento, de contemplación de la realidad, de compartir con otros y otras, de cultivar fraternidad, de servir y también de dejarnos servir. Un tiempo de preguntas, aprendizajes y descubrimientos hondos. Aquí nos tienes señor y traemos en nosotros y nosotras el sufrimiento y la muerte de nuestros hermanos de congregación y de tantos hermanos nuestros en este mundo", ha subrayado.

Si bien, también ha destacado que llevan consigo algunos aspectos positivos como "la conciencia más fuerte de ser familia humana, las señales de gratuidad, generosidad, vida entregada, la cercanía a los demás a pesar de la distancia física, el cuidado mutuo desde la responsabilidad cotidiana".

La presidenta de CONFER ha señalado que en la pandemia, los institutos y comunidades se han preguntado muchas cosas: qué hacer y qué no, donde están las mayores urgencias y dónde están las propias posibilidades qué pueden aportar. Y ahora, tal y como reza el lema de la Asamblea, quieren preguntarse "qué quiere el Señor" de la vida religiosa.

Contador