Publicado 06/10/2020 12:23CET

Papa Francisco.- El Obispo de Bilbao, Mario Iceta, nombrado Arzobispo metropolitano de Burgos

El Obispo de Bilbao, Mario Iceta, nombrado Arzobispo metropolitano de Burgos
El Obispo de Bilbao, Mario Iceta, nombrado Arzobispo metropolitano de Burgos - DIÓCESIS DE BILBAO - Archivo

Agradece sus 12 años en Vizcaya y muestra su deseo de servir con "plena entrega" a la "venerable Iglesia metropolitana de Burgos"

BILBAO, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

Monseñor Mario Iceta dejará de ser Obispo de Bilbao después de 12 años, tras ser nombrado como arzobispo metropolitano de la Archidiócesis de Burgos, una decisión del papa Francisco que se ha hecho pública a las 12.00 horas de este simultáneamente en Roma, Bilbao y Burgos.

Según ha informado el Obispado de Bilbao, la celebración de su inicio de ministerio está prevista para el próximo 5 de diciembre en la catedral burgalesa, y el sábado anterior, 28 de noviembre, celebrará una Eucaristía de acción de gracias en la catedral de Bilbao.

El prelado de Gernika, en un mensaje conjunto dirigido a la Diócesis de Bilbao y a la Archidiócesis de Burgos, agradece sus 12 años de ministerio en Bizkaia y muestra el deseo de servir con "plena entrega y afecto" a la "insigne y venerable Iglesia metropolitana de Burgos". El obispo proseguirá como Administrador apostólico en Bilbao hasta el día de su inicio de ministerio en Burgos.

Monseñor Mario Iceta comienza su mensaje, publicado en la página web diocesana, agradecido al Papa por el nombramiento, pero al mismo tiempo, se muestra "consciente" de sus limitaciones. El obispo de Bilbao se refiere a su primer destino o "etapa andaluza", que le marcaron "para siempre" y que califica como "inolvidable".

Tras 14 años de servicio en Córdoba, hace doce años recibió la ordenación episcopal en Bilbao. En esta "etapa vasca" de ministerio, destaca los muchos "dones" recibidos y agradece todas las "muestras de cariño y afecto" que ha tenido. Del mismo modo, pide perdón por las veces en las que no ha estado "a la altura de lo que os merecíais".

El prelado muestra su gratitud a la Iglesia de Bilbao, donde se encuentran sus "raíces" y donde recibió el "inmenso don de la fe", por este tiempo al que ha dedicado "los años centrales" de su vida. Destaca que la llevará "en el corazón" y los lazos de fraternidad y amistad con sus gentes "seguirán latiendo con fuerza".

LA "ETAPA CASTELLANA"

Monseñor Mario Iceta acoge este nuevo tiempo que se iniciará el próximo 5 de diciembre en la catedral de Burgos, con el deseo de "servir y cuidar" con plena "entrega y afecto" al "Pueblo de Dios que peregrina en Castilla". Se muestra ilusionado ante lo que denomina "etapa castellana" y pide paciencia a la feligresía de la Archidiócesis "porque los primeros andares siempre son inseguros y las primeras palabras vacilantes".

El obispo de Bilbao agradece a Monseñor Fidel Herráez, actual arzobispo de Burgos, quien hace un año presentó su renuncia al Papa al cumplir 75 años, que les haya cuidado "con tanta dedicación y esmero".

En su mensaje, el prelado dirige unas palabras de aliento a los habitantes de Miranda de Ebro, quienes están confinados a causa de la pandemia, y también recuerda a los que están en tierra de misión "llevando generosamente la semilla del Evangelio".

Monseños Mario Iceta se refiere a dos ejes fundamentales de la Iglesia burgalesa para los próximos tiempos, como son su Plan Pastoral y la celebración del octavo centenario de la catedral "testimonio multisecular de fe, esperanza y amor".

El recién nombrado arzobispo metropolitano de Burgos pide finalmente a Dios seguir en la tarea evangelizadora sirviendo "de modo particular" a los más pobres, enfermos, parados, desesperanzados y necesitados "en estos tiempos de pandemia que tanto sufrimiento está causando".

Contador