Publicado 20/03/2021 14:34CET

Papa Francisco.- El Papa alerta del riesgo de que el Evangelio se convierta en una "bonita teoría" o en una "obligación moral"

Archivo - El Papa Francisco hablando durante la reunión, el 9 de mayo de 2019, con la diócesis de Roma en la Basílica de San Juan de Letrán en Roma
Archivo - El Papa Francisco hablando durante la reunión, el 9 de mayo de 2019, con la diócesis de Roma en la Basílica de San Juan de Letrán en Roma - Massimiliano Migliorato - Archivo

ROMA, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha pedido a los sacerdotes que se preocupen de "la fragilidad y las heridas de la familia" y ha alertado del riesgo de que el Evangelio se convierta en una "bonita teoría" o en una "obligación moral" si no entra en la "cotidianidad" de la vida.

"Un Evangelio que no entra en la "carne" de la cotidianidad corre el riesgo de convertirse en una bonita teoría o en ser vivido como una obligación moral", ha señalado el Ñontífice. Francisco hizo estas declaraciones en un webinar con el título "Nuestro amor cotidiano", organizado por el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, en colaboración con la Diócesis de Roma y el Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II. Este evento que tuvo lugar este viernes marcó la apertura del Año dedicado a la Familia, con ocasión del V Aniversario de la publicación de la Exhortación Postsinodal "Amoris laetitia".

El Papa ha dejado claro que es necesario un nuevo enfoque pastoral de la realidad de la familia. "Hoy es necesaria una nueva mirada a la familia por parte de la Iglesia: no basta con reiterar el valor y la importancia de la doctrina, si no nos convertimos en custodios de la belleza de la familia y si no cuidamos con compasión su fragilidad y sus heridas", señaló.

Asimismo, también recalcó la necesidad de que los sacerdotes acompañen, escuchen y bendigan "el camino de las familias" y no sólo se dediquen a "trazar la dirección". En esta línea pidió "entrar en los hogares con discreción y con amor, para decir a los esposos: la Iglesia está con ustedes, el Señor está cerca de ustedes, queremos ayudarles a conservar el don que han recibido".