Publicado 19/03/2020 14:52:45 +01:00CET

Papa Francisco.- El Papa se blinda en su octava Semana Santa marcada por la pandemia

Coronavirus.- El Papa se blinda en su octava Semana Santa marcada por la pandemi
Coronavirus.- El Papa se blinda en su octava Semana Santa marcada por la pandemi - VATICAN MEDIA

ROMA, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

La pandemia de coronavirus que tiene su epicentro en Europa marcará las celebraciones Litúrgicas de Semana Santa en el Vaticano que se desarrollarán por primera vez sin fieles y en lugares cerrados para evitar el avance del contagio.

La Oficina de prensa de la Santa Sede ya informó del blindaje absoluto, pero no ha especificado la modalidad en la que lo pondrán en marcha. Esta decisión afecta a todas las celebraciones litúrgicas previstas en Pascua -la del Domingo de Ramos el 5 de abril; la de Jueves Santo el día 9; la del Viernes Santo el 10 y el posterior Vía Crucis en el Coliseo Romano; la del Sábado Santo de Vigilia Pascual, y el Domingo de Resurrección con la tradicional bendición "Urbi et Orbi"-.

Pero todavía está en estudio que puedan desarrollarse en espacios cerrados como la Basílica de San Pedro o la Capilla Sixtina que permanecen cerradas, como todo el Vaticano, a los turistas.

Además, tampoco se ha informado de qué sucederá con los oficios del jueves Santo, en los que es tradición que el Papa se trasalde hasta una cárcel de Roma para lavar los pies de 12 reclusos. Un gesto simbólico que está en riesgo de ser cancelado por razones de seguridad ante la emergencia del coronavirus.

Francisco presidirá su octava Semana Santa al frente de la Iglesia católica en Roma que comenzará oficialmente el próximo 5 de abril con la misa del domingo de Ramos y de la Pasión del Señor. En condiciones normales, esta celebración tiene lugar en la Plaza de San Pedro, a las diez de la mañana. En ella el Santo Padre bendice las palmas y ramas de olivo y, al finalizar la procesión, celebra la Santa Misa de la Pasión del Señor.

El 9 de abril, el Papa preside la Misa Crismal a las 9:30 de la mañana en la Basílica de San Pedro, a la que suelen asistir sacerdotes, cardenales y obispos de toda Italia. Es de esperar que en cumplimiento con las normas de confinamiento no se desarrolle bajo este formato. Es habitual que el Pontífice argentino bendiga los óleos que se utilizarán en la administración de los principales sacramentos durante el año. Ese día por la tarde, el Obispo de Roma presidirá la Misa Vespertina de la Cena del Señor, en la que se recuerda la última cena de Jesús.

El viernes Santo 10 de abril, Francisco estará presente en la celebración de la Pasión del Señor prevista a las 17:00 horas en la Basílica Vaticana, mientras que por la noche estaba previsto que acudiera al Coliseo de Roma para presidir el Vía Crucis, las catorce estaciones que recorren desde la condena a muerte de Jesús hasta su sepultura que tendrá lugar a partir de las 21.15. Sin embargo, en este momento no está claro cómo se desarrollará para respetar las reglas de seguridad ante el viru.

Este año, el Papa Francisco ha confiado la tarea de escribir las meditaciones del Vía Crucis que presidirá el Viernes Santo en el Coliseo a un grupo de detenidos de una cárcel italiana de Padova.

El sábado 11 de abril, el Pontífice tenía previsto en procesión a la Basílica de San Pedro a oscuras portando el cirio Pascual para celebrar la Vigilia Pascual y finalmente el 12 de abril, Domingo de Resurrección, Francisco presidirá la misa en la Plaza de San Pedro a las 10:15 horas, tras la cual dará al mundo entero la bendición 'Urbi et Orbi' al mediodía que solo se imparte sólo en Semana Santa, Navidad y tras la elección de un Pontífice.

Contador